¿Alguna vez pensaste que modificar una situación puede depender sólo de cambiar una palabra o un pensamiento? Julio Bevione te lo explica en la siguiente nota. 

¿Qué tan importante son los pensamiento en nuestro día? 

Tan importantes como la realidad, porque lo que vivimos antes fue un pensamiento. El pensamiento es causa y el mundo consecuencia. Tendeos a pensar que el pensamiento, por ser invisible y poco accesible, es secundario y hasta intrascendente. Solemos decir “es solo un pensamiento” y no cuidamos donde enfocamos nuestra atención. No hay pensamiento que no sea importante, todos crean. Sino, busquemos donde andaba nuestra mente cuando nos encontramos con algún caos externo, es posible que en la duda, el enojo o alguna insatisfacción. 

  ¿Y las palabras? 

Las palabras son una forma en que los pensamientos, como tal, van cobrando realidad.

Anuncios
Anuncios

Al decirlos, ya comienzan a mover energía para atraer situaciones que vibran con ellas. Es decir, lo  que pensamos y decimos van tejiendo nuestro día a día. Cuando lo vemos materializado podemos arrepentirnos, así es que mejor estar alertas a lo que esta ocurriendo en ese plano invisible revisándonos.  

  

  #Salud #Psicología #Entrevista