La gastronomía #Argentina tiene una gran particularidad gracias a un crisol de variedad en comidas, debido a los inmigrantes que fueron poblando esta bendita tierra. Hemos entrado en el subsuelo de la Galería Boston, donde Agustina Huechuman, que es una descendiente de aborígenes que hoy tiene 81 años, hace un locro en pleno centro porteño que es exquisito. Cada mañana enciende la hornalla, pone una cacerola inmensa y comienza hace un locro delicioso. Agustina ha comentado en la Revista Gente que le hizo una entrevista porque había ganado un galardón por ser el mejor restaurante que prepara locro argentino, en la que mucha gente, inclusive extranjeros, vienen a comer a su restaurante y a probar este plato típico argentino.

Anuncios
Anuncios

Cuenta que ha tenido la satisfacción y hasta se ha sacado una foto con el ya fallecido Presidente de la Nación, don Raúl Alfonsín un 25 de mayo, fecha en que se come locro especialmente. Fue tanta la alegría al verle, que hasta le invitó a conocer su cocina para que viera cómo hacía el locro, gracias a que su padre le había enseñado a hacer esta receta. Cuando se le preguntó cuál era su secreto para que su locro fuera el mejor de todo Buenos Aires, dijo: está en cómo colocas y haces el locro dentro de la cacerola y la paciencia de cocinarlo durante horas, porque esto no se hace en una hora como la polenta mágica. Y aquí va la receta:

Ingredientes:

  1. 3 dientes de ajo
  2. 2 morrones, puede ser verde u uno rojo
  3. 2 cebollas de verdeo
  4. 5 tomates pelados y desprovistos de semillas
  5. 50 gr de manteca, no margarina
  6. 500 gr de maíz pisado o "majado" blanco o amarillo o colorado
  7. 500 gr de carne roja, no cerdo
  8. 100 gr panceta ahumada
  9. ½ zapallo
  10. 100 gr panceta ahumada
  11. Tres chorizos criollos colorado
  12. Patitas, huesitos y orejas de chancho
  13. Condimentos: orégano, pimentón, pimienta, comino, laurel, sal, pimentón picante, ají molido

Preparación

Vamos a comenzar a poner los porotos y el maíz partido en remojo toda la noche.

Anuncios

Al día siguiente lo hervís en agua con sal durante una hora, junto con las patitas, huesitos y oreja de chancho, cortado en tiritas y una cebolla de verdeo.

Cocinas 25 minutos, incorporas la panceta y la carne cortada en cubos.

Condimentas con sal y pimienta y cuando todo esté casi cocido, -esto lleva unas tres horas-, añadís los chorizos colorados cortados en rodajitas. Mientras se cocina, vas agregando caldo o agua para mantener el potaje.

Lo vas a servir en platos de cazuela acompañados de una cucharada y una rodaja de pan de pueblo untado en ajo, aparte harás la salsa picante (ají freído), que se prepara picando bien cebollas de verdeo que las cocinas en manteca condimentadas con sal, pimienta, orégano, comino, laurel, pimentón y ají molido y morrones picaditos. ¡¡Y a degustar!!

. #Nutrición