A pesar de lo que muchas personas puedan pensar, Hungría mantiene una tradición en vinos mayor que la de otro país de Europa. Mucho de este acervo está empezando a salir a la luz, y si bien hay aún muchos aficionados a esta bebida que no están familiarizados con el vino húngaro, la gente está comenzando a constatar lo que tiene para ofrecer.

El húngaro es un mercado pequeño, de unos 10 millones de habitantes, que sin embargo -probablemente por su carácter de país productor-, se sitúa entre los 10 países europeos con un mayor consumo de vino (28,5 litros por persona y año), hecho que está principalmente vinculado a la comida.

Anuncios
Anuncios

Históricamente ha sido un mercado de vinos blancos; no obstante, en los últimos años se ha igualado el consumo de vinos tintos. El consumo de vino rosado es prácticamente residual (7%).

Hungría es la sede de más de 20 regiones vinícolas, llenas de bosques, viñedos y huertas. Con variedades diferentes de uvas para ofrecer, los viñedos de esa nación europea han florecido desde los tiempos romanos. El clima en Hungría es estacional, con fríos inviernos y veranos extremadamente calurosos, lo que le permite al suelo del país una cierta diversidad, y a los vinicultores crear una gran variedad de vinos de calidad.

A pesar del pasado control comunista, hay de diferentes tipos en Hungría. Aunque los viñedos producen muchos vinos excelentes, el Tokaji Aszú es por lejos, el favorito y el que los locales siempre aman levantar en sus copas.

Anuncios

Tokaji Aszú es un popular vino de mesa, en Hungría y en el mundo entero.

Tokaji Aszú surgió a mitad del siglo XVII, y rápidamente se convirtió en el favorito de muchos aristócratas europeos. A pesar de que tenía un gran sabor, muchos creían que ciertos tipos de vino tenían poderes curativos y, aunque esto fuera sólo un rumor, ayudó a que el vino se volviera más popular que nunca. Con el paso del tiempo, el Tokaji Aszú se erigió como uno de los vinos más reconocidos de Hungría, extendiéndose así a otras partes del mundo.

El sangre de toro de Eger, es otro afamado vino húngaro. Es también popular entre los locales y puede encontrarse en cualquier parte del planeta. Obtiene su nombre por su color; Sangre de toro es realmente un festín para cualquiera que le guste el vino. Tiene un oscuro color rojo, pero dulce al paladar y fue desarrollado en el siglo XVI .

Si alguna vez vas a Hungría, encontrarás muchos lugares para conocer y conseguir grandes vinos. Puedes también visitar Tokaj, ubicada al noreste; si tomas un tren desde Budapest llegarás allí en pocas horas.

Anuncios

Allí encontrarás diferentes sabores y variedades de vino. Las bodegas que se encuentran en la zona de Tokaj están normalmente abiertas desde mayo a octubre para recorridos y degustaciones. Si visitas el país durante esos meses, puedes recorrer las bodegas subterráneas y aprender más de lo que creíste posible acerca de la fabricación del vino húngaro.

El vino húngaro es muy bueno para tu colección o sólo para tenerlo en casa en ocasiones especiales. Puedes conseguirlo en botella o en copa, dependiendo del caso. Todos los tipos han sido perfeccionados por años, haciendo de esta bebida algo que nunca cae mal. Si te gusta el vino como a la mayoría de nosotros, no te equivocarás con ninguna clase de vino húngaro, ya que les da a los amantes del vino mucho qué estudiar y qué beber. El vino es muy sabroso y refrescante, y ayuda a mantener a Hungría sedienta de más. #Agricultura #Turismo