Según el periodista mendocino Bernabé Salzedo y la agencia periodistica CNC, tanto Lucas Ilardo y Anabel Fernández Sagasti, dirigentes mendocinos de la La Cámpora, fueron despedidos del entorno presidencial y ni siquiera contaron con el apoyo de La Cámpora Nacional. La presidenta #Cristina Fernández de Kirchner los sancionó políticamente, y nadie les vino a apoyar en la campaña de las PASO por la intendencia de Godoy Cruz.

Ni el "Cuervo" Larroque apareció en el fin de campaña, sólo apareció José Scioli y el presidente de la Cámara de Diputados, Julian Dominguez, sólo se fue a un programa de radio de Mendoza, hace unas semanas atrás.

Anuncios
Anuncios

Después de la foto que Lucas Ilardo se sacó con la Presidenta en Casa Rosada, comenzó su declive y el de su novia, Fernández Sagasti, quien había logrado -con cierto paso acelerado- ser presidente de la comisión legislativa y miembro del Consejo de la Magistratura.

Se le ayudó con subsidios para personas supuestamente necesitadas, entregados ese mismo día de la foto, en donde Sagasti estaba sentada en la tercera fila, y su novio, en la quinta. Según fuentes de Presidencia, esta pareja maniobró estos subsidios para que no fuesen entregados a las personas que lo habían solicitado hacia meses atrás, en el último viaje de Cristina Kirchner a Maipú.

El periodista independiente nos comentó que ese dinero fue para personas cercanas a la La Cámpora en Mendoza, y la inversión que se hizo en sumar algunos votos más para las PASO, se diluyó y que Lucas Ilardo perdió por muchísima diferencia.

Anuncios

Luca Ilardo quedó huérfano políticamente, y de Buenos Aires no vino nadie a apoyarlo.

Sin embargo, Bernabe nos señaló que lo que más hondo caló fue la infiltración que el gobernador Paco Peréz hizo en la  La Cámpora:  "Posicionó entre sus filas a Gaspar Contreras, miembro del servicio penitenciario, que se llama a si mismo periodista".

Según Bernabé Salzedo,  La Cámpora Mendoza fue un grupo de jóvenes con Marina Femenia y Claudio Leiva, como coordinador regional para Cuyo, que como grupo de amigos, algunos sinceramente comprometidos, y otros,sólo para asimilar todas las ganancias monetarias que puede otorgar la política.

El miércoles pasado cerró la campaña en el Luna Park Axel Kicillof, erigiéndose como el líder de La Cámpora a nivel nacional, que llevará la carga  para que el kirchnerismo continué vigente, y tanto Luca Ilardo como Anabel Fernández Sagasti no fueron invitados. #Política Mendoza #Congreso