En el plenario del Sindicato Unico de la Educación (SUTE), del día miércoles, por una mayoría muy amplia, luego de una larga lista de oradores delegados o secretarios departamentales del SUTE, gente de todas las puntas de la patria provincial, se resolvió por unanimidad un paro por 24 horas. Día a confirmar, que dependerá sin dudas de lo que suceda en la legislatura provincial este día viernes. Fue una reunión larga, que empezó a las 9 y media de la mañana y termino aproximadamente a las 7 y media de la tarde.

Además, se decidió, la conformación de una carpa docente, o como les han llamado en este plenario, una vigilia o acampe en la puerta de la legislatura, donde se concientizará a la comunidad mendocina, sobre la actual problemática docente; el Ítem Aula, y el aumento prácticamente de prepo que ha dictado por decreto el gobernador Alfredo Cornejo. También se pidió la renuncia del titular de la Dirección General de Educación (DGE) Jaime Correas.

Este acampe, o carpa docente, está conformado por grupos rotativos de los diferentes departamentos de la provincia, y se organizaran visitas, la participación de varios artistas locales y se buscará concientizar a los mendocinos sobre este ítem aula y porque se lo rechaza, también se darán las razones para rechazar el aumento por decreto del poder ejecutivo.

¿Por qué se rechaza este aumento por decreto?, porque viola varias leyes entre ellas el derecho a paritar, viola la ley sindical, su autonomía y de esa forma la existencia de un sindicato. La paritaria por ley existe y el diálogo es patrón estado y no patrón ejecutivo. La ley 14250 en sus artículos 13, 14 y 15 regulan el diálogo paritario entre empleados y empleadores.

Y sobre el ítem aula ya les he hablado, rechazado por todo el arco docente, es ilegal, contradice la ley que regula las licencias la 5811 en su articulo 40, que establece las causales legales de inasistencias dice entre otras cosas qué y cómo justificar las inasistencias. Tiene varios años, si el estado paga por asistencia, elimina indirectamente esa ley y eso no es lo más grave, se excluye a los que se enfermen enfermos desde el vamos limita a 10 las inasistencias en el año.

Un ejemplo concreto, de una fuente que decidió permanecer en el anonimato, él ya tiene 5 inasistencias, tres por anginas y fiebre de su hija; dos por asistir al plenario como delegado electo, si él se pasa de las 10 ese incremento se pierde para todo el año y el aumento queda más o menos en unos 600 pesos hasta el 2017.

Y con eso el aumento queda en nada, ya que la inflación, de la que no tenemos números oficiales, sino un índice dudoso de Sergio Massa que dio la inflación en un 4.8 % en febrero.

Todo esto unió rápidamente al sindicalismo mendocino y todos piensan que esta va a ser una pelea a largo plazo, se espera que los legisladores mendocinos, que están a cargo de aprobar o rechazar esta imposición del gobernador, estén a la altura de las circunstancias, y no permitan que sigan avasallando todas las conquistas laborales que con mucho sacrificio lograron conseguir #Gobierno #Sociedad Mendoza #Política Mendoza