En el plenario provincial del Sindicato Unido de los Trabajadores de la #Educación (SUTE), ayer se votó por mayoría absoluta la adhesión al paro del  próximo 4 de abril, convocado por Cetera y gran parte de los gremios nacionales. De esta manera, se decidió repudiar la actitud autoritaria del gobernador  Alfredo Cornejo y Jaime Correas, ex director periodístico de Diario Uno de los empresarios Vila-Manzano.

Justamente, a Correas le solicitan  la renuncia al cargo por denigrar la figura docente y hasta incitar a los padres a que “los denuncien en los días de paro”. Este duro enfrentamiento entre el #Gobierno provincial y los trabajadores de la educación ha llegado ya a la Nación por la virulencia mostrada de Cornejo al dar por terminado el diálogo paritario a través de un decreto.

Los docentes entendieron que esto no solo viola un principio fundamental de sus derechos –el paritario y sus instancias de negociación colectiva con el Estado- sino que en la práctica elimina la ley colectiva de trabajo y la de su régimen de licencias (Ley 5811).

En el plano judicial, se ha interpuesto un recurso de amparo para que no se aplique el Ítem Aula o el decreto y se vuelva al diálogo. De persistir esta dura puja de poder, se prevé un calendario marcado por los conflictos con los trabajadores y una provincia que no quedará ausente  frente a ellos. 

Todos somos el Sute 

Los docentes delegados acreditados de toda Mendoza se reunieron con sus pares sindicales en un encuentro gremial considerado histórico por los más de 30 secretarios sindicales en el salón del Mercado Cooperativo de Guaymallén. Judiciales, salud, CTA, Juegos y Casinos (de acampe hace 70 días en protesta por los despidos masivos e injustos); lecheros, federaciones universitarias, docentes privados, Ate, UDA, Ampros,  tuvieron encendidos discursos en apoyo de los docentes y en repudio a la violación de los derechos paritarios históricos. Para ellos, el autoritarismo de Cornejo pone en juego no solo los derechos del trabajador sino también la idea de una Argentina tolerante y respetuosa del estado de derecho.

 Algo para destacar es la unión de los sindicatos es todo el arco sindical provincial sin distinción partidaria. Cornejo ha generado una reacción contraria, al querer atemorizar, intimidar e incluso diezmar a los docentes. Ahora los gremios mendocinos se están uniendo y “lo que empieza a sonar en la mente de muchos, es un reclamo gremial conjunto de aquí en adelante, es decir paritarias de todos los sindicatos juntos, lo cual de lograrse, sería verdaderamente revolucionario”.

Los más escépticos opinaban que a la dirigencia del SUTE, este encuentro le vino bien, recibe un apoyo muy fuerte al reclamo por el salario, por el decreto, por la pérdida de los derechos que implica el Ítem Aula. Lo mejor que les podía pasar en estas semanas era recibir estas muestras de solidaridad total de los demás gremios, que posiblemente lo hagan previendo lo que les puede pasar también a ellos de no estar unidos.

Muchos se preguntaran que se ganó después de tres paros, si finalmente el gobernador Cornejo logró imponer su aumento por decreto. Lo cierto es que es imprevisible saber cuál será el costo político para este nuevo gobierno arrancar violando la constitucionalidad que tanto dijo querer defender. Eso se verá muy pronto cuando, todos los trabajadores se encolumnen, dispuestos a dar una larga lucha en pos de defender sus familias de una inflación que rondará el 40% . #Cultura Mendoza