Lo que parece una manifestación de la justicia divina en la Tierra es este singular modo en que fallecieron unos delincuentes luego de haber asaltado una parroquia en San Petesburgo, Rusia, toda vez que mientras la policía los perseguía por la carretera les cayó un rayo que destruyó al instante el auto en el que iban.

Las imágenes fueron captadas por un vídeo que se encuentra en Youtube, el cual fue tomado gracias a la cámara que portan las unidades de la policía de Rusia, donde es obligatorio que los vehículos policiales estén equipados con este tipo de aditamentos para, precisamente, tener una evidencia de lo que realizan sus elementos mientras se encuentran en servicio.

Anuncios
Anuncios

El vídeo se ha hecho viral en las redes sociales, en principales diarios de varias naciones, como el Daily Mail de Inglaterra y El Universal de México, en donde se puede apreciar el momento en que cae un rayo a los ladrones. Se ve cómo, por ejemplo, la cámara instalada en el vehículo policial capta la persecución que inicia cuando uno de dos automóviles rebasa a la policía en una carretera bajo una lluvia pertinaz, donde, luego de dar vuelta en una curva, se alcanza a escuchar un fuerte tronido que repercute en los dos carros y de inmediato los parte en pedazos. Testigos del hecho aseguran que ahí perecieron los ocupantes de los automóviles alcanzados por una descarga eléctrica.

A pesar de que este suceso tuvo lugar hace aproximadamente cinco días, se ha rescatado la noticia naturalmente porque ha ocurrido en estas fechas, en las que dentro de la tradición judeocristiana se celebra la Navidad y se hace una reflexión desde el punto de vista religioso y, hasta cierto punto, del reconocimiento del constante conflicto entre el bien y el mal.

Anuncios

Sea por coincidencia o por lo que se llama justicia divina, particularmente en este caso, el crimen, más temprano que tarde, recibió su merecido luego de haber concretado un siniestro plan de asalto a una humilde parroquia, aunque por el incendio generado por esta misma razón no se pudo recuperar el dinero robado.