Arabia Saudí es el único país del mundo que prohíbe conducir a las mujeres, y así parece que va a seguir, ya que las dos activistas que quieren que la mujer tenga el mismo derecho a conducir que el hombre van a ser juzgadas como terroristas por considerar que dañan la imagen del país con su comportamiento.

La nueva ley antiterrorista creada en el país árabe trata como terroristas a todos aquellos que con sus actos sean susceptibles de dañar la imagen del país. Este ha sido el caso de estas dos mujeres que fueron sorprendidas conduciendo con carnet de Emiratos Árabes en la frontera que separa a ambos países.

Según la organización "Human Right Watch", Lujain al Hazlul y la periodista Maysa al Amudi iban conduciendo su vehículo de Abu Dabi a la frontera con Arabia Saudí con la intención de circular por el país, cuando las autoridades procedieron a confiscar sus pasaportes y procedieron a su detención.

Anuncios
Anuncios

Recordemos que desde 1990 rige en el país la ley que prohíbe a las mujeres conducir vehículos de motor, además en el país islámico rige la "sharía" que obliga a la segregación de sexos, con restricciones para las mujeres en cuanto a viajar, ya deben hacerlo, al menos, con un varón de su familia.

Aunque pueda parecer mentira este país sigue haciendo tratos con el mundo occidental e incluso sigue en las Naciones Unidas sin que nadie haga nada para frenar una ley que desde 1990 trata a las mujeres de una manera que infringe los derechos humanos. El mundo con posibilidad de decidir (o sea las grandes potencias mundiales) callan y con su silencio colaboran a que regímenes como estos se perpetúen.

Se esperan que multitud de asociaciones a favor de la igualdad y de los derechos de la mujer, así como organizaciones que trabajan por los derechos humanos protesten contra esta decisión que atenta contra los derechos de la mujer.

Anuncios

Hoy, segunda sesión del juicio contra las dos activistas, la corte se pronunciará sobre si acepta o no un proceso que ha sido causado por esta ley antiterrorista que lleva en vigor desde febrero de este año.