La facilidad con que en los Estados Unidos se puede tener un arma tiene sus riesgos y en esta ocasión ha ocurrido otro suceso que vuelve por enésima vez a poner sobre la mesa el acceso a las armas por parte de los ciudadanos. El suceso ha conmocionado a la tranquila localidad Hayden, Idaho y ha sucedido cuando la víctima se encontraba haciendo compras con sus hijos en un establecimiento de la cadena "Walmart", el pequeño de dos años abrió el bolso de su madre y disparó el arma, muriendo en el acto la madre del pequeño.

Las autoridades que llegaron al lugar, decretaron el cierre inmediato del centro comercial. Según Stu Miller, de la oficina del Sheriff del condado de Kootenai, la víctima tenía permiso para portar armas en regla y la investigación preliminar reveló lo que ya se presumía por las declaraciones de las personas que compraban en el centro comercial, el tiroteo fue accidental.

Anuncios
Anuncios

El menor según la policía iba sentado en el carro del supermercado y aprovechó la cercanía del bolso de la víctima para acceder al bolso de la víctima. La acción fue grabada por el circuito cerrado del establecimiento y resultó ser una gran ayuda para esclarecer cómo ocurrió el desgraciado accidente.

En la investigación se aclararán los pormenores de un suceso que si en Estados Unidos causa conmoción, aún lo causa más en los países que no son tan permisivos con las armas como el norteamericano. ¿Para qué una mujer que iba a comprar con su familia tenía la necesidad de llevar una pistola consigo? esto quizás pueda ser normal en algunos Estados de Norteamérica pero en muchas partes del mundo causa incredulidad. Otro punto del caso es dictaminar qué ocurrió con el arma y por qué fue tan sencillo para el niño dispararla (en teoría, no estaría puesto el seguro).

Anuncios

Las leyes no cambiarán por accidentes de este tipo, pero está bien claro que portar armas, aunque sea de forma legal puede tener consecuencia nefastas. 

 La familia había llegado hacía unos días con el propósito de pasar las fiestas en Hayden y lo que se presumían unos días de felicidad han terminado en una tragedia que pudo haber sido evitada. Se desconoce por el momento la identidad de la mujer fallecida.