La agencia de noticias Europa Press confirmó que el asalto fue realizado en la madrugada del día domingo en las aldeas de Mabass y Makxy, en el distrito de Tourou, cercano a la ciudad de Mokolo, al norte de Camerún y a seis kilómetros con Nigeria.

Presuntamente, la embestida fue perpetrada por la milicia yihadista nigeriano Boko Haram. Según afirmaron agentes policiales de la zona, el incidente dejó como saldo a cuatro personas fallecidas. A pesar de que fuentes oficiales no especificaron la cifra exacta, se estima que un total de 80 personas fueron raptadas, entre ellas 50 niños con edades que van de los 10 a 15 años, y  más de 80 viviendas fueron completamente destruidas.

Anuncios
Anuncios

El ministro de información y portavoz del gobierno camerunés, Tchiroma Bakary, confirmó que este grupo capturó a un total de entre 30 y 50 personas.

Esta nueva incursión extremista sucede después del anuncio de la llegada de un ejército proveniente de la región de Chad, quienes tendrán como objetivo recuperar la localidad de Baga, en el noreste de Nigeria, devastada en forma completa por los ataques de esta agrupación, desde el mes de enero. Según organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional y Human Rights Watch "el ataque de Baga fue el mayor y más destructivo", ya que hay más de 3700 construcciones destruidas o dañadas, según una imagen satelital difundida por estos organismos.

El pasado 7 de enero el jefe del grupo ultraislámico de Boko Haram, Abubakar Shekau, mediante un video difundido por YouTobe, advirtió al presidente de Camerún, Paul Biya, con ejecutar ataques en su país parecidos a los realizados en territorio nigeriano.

Anuncios

La amenaza fue por los bombardeos que ejecutó el ejército camerunés contra las bases principales de la agrupación terrorista. "Paul Biya, si no pones fin a tu plan maléfico, tendrás lo mismo que lo que precipitó la caída de Nigeria", fueron las palabras del líder yihadista.

El norte nigeriano no está libre de los actos terroristas. Un nuevo atentando suicida ocurrió el día domingo en la parte noreste de Nigeria, en la ciudad de Pottiskum. El hecho ocurrió cuando un individuo kamikaze hizo estallar su coche bomba en un estacionamiento de autobús, asesinando a cuatro personas e hiriendo a otras 48, según informaron autoridades policiales a la agencia AFP. Se presume que los autores de este atentado son miembros del grupo Boko Haram.

La agrupación nigeriana Boko Haram lucha por establecer el Estado islámico en Nigeria y por ello opera en los estados de Borno, Yobe y Adamawa, con gran mayoría musulmana y su objetivo es instaurar un "califato islámico en el norte de Nigeria". Sus arremetidas se concentran en el norte nigeriano, con predominio musulmán y en la región sur donde domina el cristianismo. #Prensa