El vuelo 9525 de Germanwings, filial de la gigante aerolínea alemana Lufthansa, que partía de Barcelona con destino a Düsseldorf, ha perdido el control y se ha estrellado a la altura de la localidad de Barcelonnette, en los Alpes franceses. Iban a bordo 150 personas, de las cuales 144 eran pasajeros y 6 tripulantes. La mayoría de nacionalidad alemana y española; también tres argentinos se cuentan entre los pasajeros. El primer ministro francés, Manuel Valls, descarta que haya supervivientes y ha asegurado ante la asamblea nacional que "un helicóptero ha podido aterrizar en la zona y desgraciadamente sólo hay víctimas".

De acuerdo con la cadena pública, 'France Info', el accidente se ha producido exactamente en la localidad de Val d'Allos, una zona de esquí en la que sólo hay senderos. Esto ha dificultado las labores de los equipos de rescate que, aun así, han recuperado la caja negra del avión. Hasta el momento se ha podido rescatar un audio en el que se puede escuchar algunas voces. "No hay explicación. Esperamos tener algunas conclusiones en los próximos días", dijo Remi Jouty, director de la oficina de investigaciones y análisis para la seguridad de la aviación civil de Francia (BEA).

Reacciones a la tragedia

El presidente de España, Mariano Rajoy, que ha decretado tres días de luto oficial en el país, declaró que "repatriaremos los cuerpos en las mejores condiciones". El jefe de gobierno español ha estado hoy en la zona donde ocurrió el hecho junto al presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Desde la compañía aseguran que la nave siniestrada había pasado una revisión el día anterior a la tragedia, 23 de marzo. La vicepresidenta de Lufhtansa Europa, Heike Birlenbach, afirmó que "si el avión no se verifica al 100%, el vuelo no sale". La compañía alemana comunicó también que la caída duró aproximadamente ocho minutos. El avión realizó su primer vuelo en noviembre de 1990 y pasó a manos alemanas en 1991. Se encontraba ya en el final de edad media, que en aeronaves suele ser de 25 años, según diversos expertos.

German Wings también confirmó que los pilotos realizaron una llamada de emergencia; en este punto existen controversias con las autoridades francesas. Según la dirección general de la aviación civil de Francia, nunca recibieron ningún tipo de señal de alerta, sino que fue el controlador aéreo el que dio la voz de alarma cuando detectó la pérdida de altura. #Medios de transporte #Aviones

Sea como fuere, lo que ocurrió se sabrá en los próximos días, tras el análisis de la caja negra del avión.