En busca de que los astronautas no la pasen tan mal en el espacio, un proyecto ha comenzado la creación de unas copas especiales, que harán que disfruten de bebidas en recipientes abiertos y que perciban el aroma del café o algún tipo de cóctel, por ejemplo, mientras lo beben.

El llamado 'Proyecto Cocktail Gravedad Cero', parte de la idea de crear una copa de cóctel de 'techo abierto' que se pueda utilizar en el espacio. El vidrio usaría un innovador sistema de surcos que mantendría los fluidos bajo control, y sólo liberaría el líquido cuando alguien tome una copa.

Los creadores de este novedoso diseño de cristal, llamado Cosmic Lifestyle Corp., están buscando actualmente financiamiento para el proyecto a través de un sitio web.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, a partir de este anuncio, la compañía tiene que recaudar 30.000 dólares antes de la fecha límite, que es el 02 de abril.

Actualmente la tecnología les ofrece a los astronautas, para saciar su sed, un recipiente cerrado con una pajita o popote para evitar que el líquido vuele en forma de gotas por toda la nave. Con la copa de cóctel de gravedad cero, los astronautas serían capaces de beber en algo lo más parecido posible a los vasos utilizados en la Tierra.

"Estamos creando un recipiente para beber al aire libre sin necesidad de envases sellados, que le permita a los astronautas disfrutar el aroma de su bebida, manteniendo los fluidos bajo control", menciona la página oficial del proyecto 'Kickstarter'.

"También esperamos inspirar la idea de que en un futuro, cuando haya hoteles espaciales en órbita, la gente pueda relajarse y disfrutar de la experiencia de una bebida de calidad, no importando la gravedad cero.

Anuncios

Y como la estética y el diseño son tan importantes como las capacidades técnicas, qué mejor que una copa de cóctel elegante", agregan en el sitio.

De acuerdo a dicha página, algunos de los fondos solicitados se utilizarían para hacer varios prototipos 3D impresos de la copa, con el fin de revisar y perfeccionar el diseño, por ello la impresión se debe hacer con aparatos de alto nivel; las impresoras 3D comunes no funcionan porque no pueden soportar adecuadamente la estructura de la copa, dijo la compañía.

El dinero recaudado también se utilizará para probar el vaso en vuelos parabólicos (vuelos en el que un avión sube para simular los cambios de gravedad) y también para encontrar un servicio de terceros que pudiera reducir los costes de impresión de los cristales en el futuro.

El concepto ha recibido el apoyo de la Space Frontier Foundation y de la Space Tourism Society, dijo la página de Kickstarter. Asesores del proyecto han incluido al viajero del espacio privado Richard Garriott y a Jonathan Knowles, asesor senior de la empresa de diseño 3D de Autodesk.