Aunque parezca increíble, Inglaterra diseñó un sistema de espionaje contra la #Argentina para evitar cualquier intento de recuperar las Islas Malvinas, por lo menos en el período 2006-2011. Esta revelación fue publicada en forma conjunta por dos medios periodísticos vía web. Por un lado, "The Intercept", a partir de un artículo escrito por Andrew Fishman y Gleen Greenwald. Y por el otro, el portal argentino "TN" en forma multimedia, coordinado por Eddie Fitte.

"Ante la creciente presión internacional sobre el conflicto territorial de las islas Malvinas, el gobierno británico alistó un servicio de espionaje, que incluye una unidad altamente secreta conocida por usar 'trucos sucios' para poner en marcha -de forma encubierta- ciberoperaciones ofensivas para evitar que Argentina se apodere de las islas", señala la dupla Fishman-Greenwald.

Anuncios
Anuncios

Ambos trabajos periodísticos se basan en información aportada por el ex agente Edward Snowden, quien en el año 2013 filtró información secreta perteneciente a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. A su vez, Snowden asevera la existencia de una red compleja de espionaje omnipresente, que lo denomina "Los Cinco Ojos", coordinados por el país estadounidense, más el Reino Unido, Nueva Zelanda, Canadá y Australia.

Según los documentos, Argentina sería visto como "el enemigo público número uno" del país británico, o por lo menos el más importante para espiar. Así lo asevera un cable que afirma que "el principal interés del Cuartel General de Comunicaciones del Reino Unido es Argentina", cuya base de operaciones se encuentra en Texas, EE.UU., con fecha de julio de 2008.

La operación de espionaje contra el país sudamericano está a cargo del Grupo de Tareas Contra Amenazas (JTRIG, en sus siglas inglesas).

Anuncios

Conformado por un plantel de 120 agentes distribuidos en todo el globo, esta rama del Cuartel General de Comunicaciones del gobierno británico, consiste en utilizar técnicas de infiltración cibernética contra todo aquello que resulte ser un enemigo. "Las técnicas incluyen: subir videos a YouTube que contengan mensajes persuasivos, inventar personajes de Facebook, Twitter, blogs o fotos que formen opinión sobre distintos temas, mandar e-mails o mensajes de texto con información falsa o inventar páginas de Internet que provean falsas fuentes", señala TN.

Según la nota de "The Intercept", un estudio de un grupo científico de defensa británica, conocida en sus siglas como DSTL, asegura que "el lenguaje de las operaciones de JTRIG se caracteriza con acciones como desacreditar, promover desconfianza, disuadir, engañar, interrumpir, retrasar, negar, denigrar, degradar y disuadir".

Sobre la problemática por las islas Malvinas, los informes periodísticos aseveran que JTRIG desarrolló (o desarrolla) un planeamiento de influencia para que los radicados en Argentina tengan una orientación en apoyo a los planteos del gobierno británico.

Anuncios

Esta organización propagandística particular se denomina Operación Quito, cuyo objetivo es "acompañar las metas establecidas y generar los efectos pretendidos por la Oficina de Asuntos Extranjeros de Inglaterra con respecto a la cuestión Malvinas".

Un cable asevera que la Operación Quito espera tener "efectos pioneros, con larga duración y a gran escala".

Otro documento, que incluye una plantilla de Power Point, resalta que hay cierta preocupación por el avance de la causa Malvinas en toda la región sudamericana. Pero también recalcan como positivo una posible reunión con los ministros de Chile. Se trataría de una junta realizada en marzo de 2012. Aunque también destacan retrocesos contra Brasil.

Finalmente, un último cable con fecha del año 2011 resalta ciertos fracasos en la primera etapa del año a la hora de hacer trabajos de espionaje en Argentina, aunque resalta ciertos avances para la segunda etapa. #Prensa