El Partido Popular (PP), que gobierna en #España con mayoría absoluta, ha salido muy debilitado este domingo tras las elecciones municipales y autonómicas. A pesar de seguir siendo la fuerza más votada del país, el PP ha bajado 11 puntos con respecto a las municipales de 2011 y 21 con respecto a las generales de ese mismo año.

El partido del presidente Mariano Rajoy afronta una segunda mitad de año muy complicada con vistas a las elecciones generales. "Los resultados no son los que nos hubiera gustado. No estamos satisfechos. Negar esto es tan absurdo como negar que hemos ganado las elecciones", afirmó Rajoy.

La segunda fuerza a nivel nacional sigue siendo el Partido Socialista (PSOE).

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, las cifras hablan por sí solas; mientras que en anteriores elecciones (generales y municipales o autonómicas) solían repartirse el 80% de los votos, este domingo, los dos grandes partidos apenas han superado el 50%; una clara tendencia de alejamiento del bipartidismo que reina en el país desde la vuelta a la democracia. El vuelco histórico en el mapa electoral tras este domingo tiene como mejor ejemplo a las dos ciudades más importantes del país.

En Madrid, el PP consiguió 21 de los 57 concejales, esto es 34,55% de los votos. A pesar de haber sido la fuerza más votada, parece claro que perderá la alcaldía de la capital. Esto es debido a que la segunda fuerza más votada, Ahora Madrid (31,85% - 20 concejales), podría pactar con el PSOE, gran rival del PP, que sumó el 15,28% de los votos (9 concejales).

Anuncios

Juntos conseguirían los 29 concejales necesarios para gobernar con mayoría absoluta, privilegio reservado al Partido Popular en las últimas seis elecciones.

Este más que posible pacto convertiría en alcaldesa a Manuela Carmena, jueza emérita del Tribunal Supremo y cabeza de lista de Ahora Madrid, un partido surgido en marzo de este año tras la fusión de Podemos y Ganemos Madrid.

La gran derrotada del domingo es Esperanza Aguirre. La presidenta del Partido Popular en Madrid y candidata a alcaldesa se resiste e intenta a la desesperada conseguir un pacto que no la coloque en la oposición. Según fuentes socialistas, Aguirre estaría dispuesta incluso a respaldar al líder del PSOE en Madrid, Antonio Miguel Carmona, o a cerrar un acuerdo con éste para votar ambos a la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, con el objetivo de apartar de la alcaldía a Ahora Madrid.

Por su parte, la todavía alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, declaró que "los resultados hablan por sí solos. Está claro que hemos perdido casi una tercera parte de los votos, y que el panorama político de Madrid es completamente distinto".

Anuncios

Otro de los símbolos del cambio que está experimentando España es la candidatura popular que encabezó Ada Colau en Barcelona. La segunda ciudad del país podría tener una alcaldesa que procede de movimientos sociales y de izquierda. Colau, de 41 años, participa en la fundación de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) desde febrero de 2009. Su partido, Barcelona en Comú (BComú) ha obtenido el 25% de los votos, tres puntos más que CiU (Convergencia i Unió), la fuerza más votada en el resto de la comunidad de Catalunya.

Colau ya anunció que hablará con todas las fuerzas que hayan conseguido representación en el consistorio, priorizando ERC (Esquerra Republicana de Catalunya) y al PSC (Partit dels Socialistes de Catalunya), descartando así al PP, CiU y Ciutadans, estos tres con tendencias más hacia la derecha. #Europa #Elecciones 2015