Francisco Salgado Valladares, de 41 años y acusado de ser uno de los cerebros del hecho que conmovió al país, fue detenido por la Policía Federal en un lujoso campo de golf de Cuernavaca, lugar que se encuentra a una hora de la Ciudad de #México.

El individuo ocupaba el cargo de Subdirector de la Policía de Iguala aquel 26 de septiembre de 2014, día en que secuestraron y asesinaron a los estudiantes de la escuela de Ayotzinapa.

Valladares fue abordado mientras se encontraba camino a una reunión, dentro de un auto sin matrícula y con cartuchos para un fusil Ak-4. Durante estos meses se escondió en la casa de familiares que habitan en los Estados de Guerrero y Morelos.

Anuncios
Anuncios

Además de ser responsable por la desaparición de los jóvenes, es acusado también de haber recibido una suma de 42.000 dólares mensuales, por parte del grupo criminal  'Guerreros Unidos'.

Cabe recordar que el día de la masacre, la mujer del alcalde José Luis Abarca, protagonizaba un acto que la ayudaría con su candidatura a alcaldesa de la ciudad de Iguala. Pero lamentablemente, la seguridad encargada del acto, entre los que se encontraba Salgado, acataron las órdenes de detener a los jóvenes, considerados una molestia para la autoridad municipal y una amenaza para la carrera política de la esposa de Abarca, y dispararon contra ellos. Dentro de las primeras horas hubo tres personas que perdieron la vida, y otras 43 que fueron llevadas en camiones a diferentes puntos de la ciudad y hasta el día de hoy no se sabe de ellas.

Anuncios

Según las declaraciones de los detenidos, los estudiantes fueron ejecutados e incinerados y los restos arrojados a un río en bolsas de basura. Por el momento, y gracias a un buzo, se pudo identificar a una de las víctimas.

Pero no conformes con la información oficial, los familiares de los estudiantes continúan protestando y aseguran que el ejército mexicano tuvo participación en el hecho.

A pesar de haber arrestado a Salgado, a las autoridades aún les queda encontrar al jefe máximo de la policía de esa ciudad, Felipe Flores Velázquez, otro de los responsables de la muerte de decenas de jóvenes estudiantes. #Gobierno #Narcotráfico