Los medios del mundo han informado que son más de 750 los decesos a causa de la ola de calor que sacude a India desde la última semana. En ciertos estados, especialmente los que se encuentran al sureste del país, han llegado a registrarse temperaturas cercanas a los 50 grados. Esta situación, sumada a la escasez de agua, ha ocasionado que un problema fácilmente de prevenir se convirtiera en una trampa mortal. 

La situación del país asiático es grave y podría ser aún peor en los próximos días. Las altas temperaturas, que oscilan entre los 45 y los 48 grados Celsius, ya han dejado centenares de víctimas fatales y parecen no querer ceder ni un ápice. Recién a partir del 1 de junio está previsto que las temperaturas desciendan, cuando comience la ansiada temporada de lluvia. 

Ahora bien, ¿Qué es lo que le sucede al cuerpo al exponerse a temperaturas extremas y por qué el resultado puede ser la muerte? El Ministerio de #Salud de la Nación define el golpe de calor como el aumento excesivo de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol, al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento, pudiendo ocasionarse daños en el cerebro y en otros órganos vitales. 

El organismo, para desempeñarse normalmente, necesita mantenerse a una temperatura de 37 grados Celsius. Si la temperatura interior del cuerpo supera los 38 grados, es posible que se produzcan graves daños en la salud y, si llega a los 40,5°, puede ocasionar la muerte. 

Aunque ninguna persona está exenta de sufrir un golpe de calor, hay grupos que corren un mayor riesgo, como los niños menores de 1 año, los enfermos crónicos, las personas con problemas de obesidad o desnutrición, las personas muy quemadas por el sol, los adictos al alcohol o las drogas y los ancianos. No sorprende, por ende, que la mayoría de las muertes registradas en India en la última semana se hayan dado entre quienes trabajan al aire libre (empleados de la construcción, taxistas), las personas mayores y los homeless

Los síntomas relacionados al golpe de calor, ante los que hay que estar atentos son: sequedad extrema en la boca, sudoración excesiva, sofoco, debilidad, mareos, vértigo o desmayos, calambres, náuseas y vómitos, dolor intenso de cabeza, desorientación, delirio o incluso convulsiones. 

Si bien los golpes de calor son, en general, fáciles de prevenir tomando las debidas precauciones (mantenerse bien hidratado, evitar la exposición solar en el horario de mayor peligro, la actividad física intensa, las comidas pesadas y las bebidas alcohólicas), las muertes por esta causa a nivel mundial se han incrementado notablemente en los últimos años. Esto es consecuencia, según la Organización Mundial de la Salud, del Cambio Climático (la misma India, en este momento, está sufriendo un aumento de casi 5 grados por encima del promedio para esta época del año).

La U.S. Environmental Protection Agency (EPA) considera que las muertes por calor seguirán aumentando en el mundo en los próximos años, pasando de 3500 a 27000 por año a mediados de siglo. Quizás haya llegado el momento de tomar conciencia y reclamar acciones concretas contra el Cambio Climático a nuestras autoridades… #Turismo #Medioambiente