El #Gobierno de Estados Unidos decidió sacar a Cuba de la lista de países que apoyan el terrorismo. Este hecho se da luego de varios meses de acercamiento entre Barack Obama y Raúl Castro.

La decisión fue tomada luego de que el presidente del país norteamericano enviara al Congreso la disposición. Pero este proceso no implica muchos beneficios inmediatos para Cuba, aunque permite la posibilidad de comprar armas y recibir apoyo financiero. Sin embargo, el principal logro para el último Estado del bloque comunista sería que se retire el bloqueo económico de la isla.

Algunos congresistas de #Estados Unidos no están de acuerdo con el acercamiento entre los países.

Anuncios
Anuncios

Ellos consideran que el gobierno cubano sigue alentando la prácticas terroristas internacionales, como lo son ayudar a las FARC o a ETA, por lo que piensan que es inaceptable la salida de la lista.

Desde diciembre del año pasado se producen gestos que implican el acercamiento de los dos países antagónicos. El gobierno cubano ha liberado presos estadounidenses y el gobierno de Obama le ha respondido facilitándole algunas transacciones comerciales y turísticas.

El próximo paso a dar es el establecimiento de embajadas y que implanten relaciones territoriales directas. El problema es la aprobación de las delegaciones, ya que 9 de los 17 miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado son republicanos. Esto plantea una división fundamental a la hora de decidir quién será el embajador.

Anuncios

Con respecto al bloqueo económico, su levantamiento es aún una decisión lejana, aunque Barack Obama se mostró a favor. Los opositores al acercamiento han afirmado que no van a permitir que se den mas concesiones a Cuba. Si se retiran las barreras comerciales se permitirá el libre ingreso y salida de mercancías y capitales, lo que implica la posibilidad de reactivar el desarrollo.

Uno de los pedidos cubanos al gobierno de Estados Unidos es la devolución del territorio ocupado por la base militar de Guantánamo. Esto coincide con la idea de cerrar la cárcel que se ubica en ese lugar.