Ante la creciente inmigración ilegal en el Mediterráneo proveniente de Libia , los ministerios de defensa y relaciones exteriores de la Unión Europea han decretado una misión naval que tenga como objetivo destruir los barcos de transportes ilegales repletos de inmigrantes que huyen de la situación de Libia. 

Recordemos que hace dos años fue derrocado el régimen de  Muammar el-Kadhafi y que después de un periodo de desestabilización, se inició una guerra entre las diferentes milicias por el control del poder. Por un lado las fuerzas rebeldes que contaban con el apoyo económico y militar de la OTAN y países simpatizantes de Estados Unidos, dirigidas por el general Jalifa Haftar contra las fuerzas de Bengazi y el este de Libia (Ansar al-Sharia, Brigada Muhammad al Madani y Brigada de los Mártires del 17 de Febrero) , liderada por el Gran Yamahiriya Arábe Libia Popular Socialista.

Anuncios
Anuncios

En medio de los combates se llevaron a cabo elecciones para el parlamento, en Junio de 2014 cuyos miembros electos se posicionaron a favor de las milicias rebeldes. Sin embargo, los diputados del anterior mandato (elegidos en 2012), se negaron a ceder sus cargos y se auto proclamaron como el gobierno legítimo, el Congreso General de la Nación al tiempo que se posicionaron a favor de las milicias de Bengazi.

Ya anteriormente, el gobierno de Libia advirtió a la Unión Europea que podría llegar a facilitar el paso de inmigrantes ilegales a #Europa de no recibir ayuda de la misma para luchar contra dicha problemática.

Libia recibe desde hace años miles inmigrantes subsaharianos, ejerciendo como país de tránsito de inmigración clandestina hacia Europa.

Según el documento aprobado por los ministros, se llevará a cabo la primera fase que consiste en patrullar las aguas del Mar Mediterráneo e intercambiar información.

Anuncios

Contempla el abordaje, la captura y la desviación de barcos que no cuenten con pabellón o si se cuenta con el permiso del país representado en su bandera en aguas internacionales. 

La última fase consiste en emprender medidas "necesarias" contra las embarcaciones, es decir, desecharlas o volverlas inoperantes en la costa del estado acordado.

A su vez, la jefa de diplomacia comunitaria, Federica Mogherini habló sobre destrucción de barcos pese a que después mencionó que no se trata ´solo de acabar con los barcos como de destruir el modelo de negocio de las mafias. En su viaje a Nueva York para exponer a la ONU y tratar de ganar el apoyo de las diferentes Naciones con derecho al veto del consejo de las Naciones Unidas.

Con esta misión, el conjunto de países a favor de la misma pretende acabar con la inmigración clandestina en la costa sur europea, sobretodo en Italia.. Esperemos que no termine siendo una excusa para empezar otra intervención en territorio libio de parte de la OTAN.