De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y un extenso análisis del año 2013, más de 125 millones de niñas y mujeres han sufrido algún tipo de Mutilación Genital Femenina. La mayor concentración de ellas se ubica en África ya que solamente dos países no pertenecen a ese continente.

La Mutilación Genital Femenina o circuncisión femenina es un procedimiento mediante el cual los órganos genitales externos de las mujeres son total o parcialmente removidos o en su defecto alterada su morfología sin ningún beneficio médico. De hecho no están documentados casos donde esto haya traído algún tipo de beneficio a la salud siendo un terrible menoscabo a los Derechos Humanos de las mujeres.

Por ello, cuando el presidente de Nigeria Jonathan Goodluck, suscribió un proyecto de ley donde se ubica la Mutilación Genital Femenina como delito por estar tipificado como tal y fue más allá inclusive ya que prohíbe la expulsión del hogar y la falta de manutención o abandono hacia los hijos y el cónyuge ampliando la prohibición a otras prácticas tribales que incluyen la violencia de género, es correcto avistar que es un gran avance.

Nigeria es un país con mucha densidad de población, de hecho casi 20 millones de las niñas y mujeres mutiladas residen en ese país. Mucha gente involucrada en este proyecto se anima a afirmar que este primer paso será generador de una amplia adhesión por parte de otros países africanos.

Los países que tienen mayor cantidad de niñas y mujeres laceradas por esta práctica son: Guinea; Egipto; Djibouti y Somalía. Muchos fueron los esfuerzos de diversas entidades internacionales para erradicar esta violenta y tradicional costumbre pero lo cierto es que permanece y con fuerza. Y esto es así dado el fuerte arraigo que estas costumbres tienen en la sociedad. Estas son increíblemente aceptadas en determinados países como por ejemplo Egipto, ya que un alto porcentual de mujeres sufren esta práctica y la mitad de ellas está de acuerdo por ser fruto de una ancestral tradición

Por ello es tan importante que las autoridades y la comunidad toda, incluso la internacional se involucre profundamente para así tomar conciencia de la necesidad que tienen las mujeres de ser protegidas por ley.

Es fundamental la toma de conciencia y participación social en este tema ya que es el único modo de generar leyes preventivas. #Niños #Derechos Humanos #Violencia de género