El Vaticano ha concluido el primer acuerdo que reconoce formalmente la existencia del Estado de Palestina. Este tratado tiene como objetivo mejorar la vida y las actividades de la Iglesia Católica, según afirmó Monseñor Antoine Camilleri, el subsecretario del #Vaticano para las relaciones con los Estados.

La redacción del texto del tratado ha finalizado y será firmado oficialmente por las respectivas autoridades "en un futuro cercano", según lo informado en un comunicado del Vaticano.

Los funcionarios del Vaticano han destacado que, si bien el acuerdo es importante, ciertamente no constituye el reconocimiento del Estado de Palestina por parte de la Santa Sede.

Anuncios
Anuncios

"Hemos reconocido el Estado de Palestina desde el momento en que tuvo reconocimiento por parte de las Naciones Unidas, y ya figuraba como Estado de Palestina en nuestro anuario oficial desde entonces", dijo el vocero del Vaticano Federico Lombardi.

El 29 de noviembre de 2012 una asamblea general de las Naciones Unidas adoptó una resolución que reconocía a Palestina como un Estado no miembro observador. Esta medida fue bienvenida por el Vaticano, que tiene justamente la misma característica frente a las Naciones Unidas.

En una visita de tres días a Oriente Medio hace un año, el #Papa Francisco sorprendió a los palestinos refiriéndose al "Estado de Palestina", dando de alguna manera apoyo a la lucha por el reconocimiento total como Estado.

En una entrevista con el periódico oficial del Vaticano, L'Osservatore Romano, Monseñor Camilleri expresó que supone que el acuerdo podría ayudar indirectamente al Estado de Palestina en su relación con Israel.

Anuncios

#Iglesia Católica

Además agregó: "Sería positivo que el acuerdo pudiera ayudar de alguna manera al establecimiento y reconocimiento de la independencia, soberanía y democracia en el Estado de Palestina, y que, al mismo tiempo, garantice la paz y la seguridad con Israel y sus vecinos".


Por otra parte, el gobierno israelí mostró su disconformidad con la decisión del Vaticano y, a través de un comunicado emitido por la cancillería, expresó que este acuerdo no promoverá el proceso de paz ni ayudará a la posibilidad de retomar las negociaciones con Palestina.