En el siglo XXI las revoluciones no se planean desde un cuartel o en una escondite secreta, se realizan mediante una computadora y una conexión a Internet... ¡Si Napoleón estuviera vivo!

En la era de la digitalización muchas revoluciones y alzamientos populares (pacíficos o no) utilizaron medios de difusión de pensamientos masivos (redes sociales) para movilizar a una gran maza de personas insatisfechas... Indignados.

Esta ultima década de la historia nos demuestra con hechos fehacientes, que este tipo de agrupaciones o #Movimientos sociales que aglomeran a ciudadanos con una mirada particular sobre la realidad y ,sobretodo, con el mismo malestar social, pueden generar cambios sociales importantes.

Los indignados españoles por ejemplo, demostraron en las últimos comicios que se puede dar un duro golpe al bipartidismo español mediante nuevas fuerzas políticas encabezadas por esta nueva estirpe de políticos. Esta misma se venia afianzando en la sociedad después del 15/5/2001 2011 (15 M).

Indignez-vous!”(“indignaos”) es el nombre del libro escrito por Stephane Essel (uno de los redactores de la declaración universal de los derechos humanos en el año 1948). Este mismo seudónimo fue adoptado por estratos sociales con edades comprendidas entre los 18 y 44 años. Dos generaciones juntas a favor de una insurrección pacífica y organizada mediante #Redes Sociales como Twitter o Facebook.

El increíble movimiento social del 15 M promovido por la plataforma Democracia real ya y posterior creación de partidos políticos, dinámicos y modernos, surgidos del descontento general, formaron parte de una transición movilizada por redes sociales digitales. Estas ultimas se encargaron de difundir el mensaje de una manera eficaz y global. Esto marcó un precedente en la historia española, la cual la velocidad y expancion de la información no tuvo limites ni barreras. Personas que formaban parte de diferentes agrupaciones que tenían su base de difusión en las redes sociales, fueron los que se manifestaron aquel 15 de mayo del 2011 atrayendo a otros núcleos sociales (diferentes pero con un mismo ideal) hacia las plazas de las principales ciudades españolas. En ese entonces los desahucios por falta de paga de las hipotecas, el paro (desempleo), los recortes a los derechos fundamentales como vivienda y trabajo, etc. Fueron caldo de cultivo para cambiar el rumbo a la deriva en la que se dirigía el barco, con un capitán (Rodríguez Zapatero) ahorcado por el default económico y las practicas de políticas neolibereles reinantes.

Esto solo es un ejemplo del alcance que tienen estas armas, que no disparan ni balas ni bombas, sino expresiones que forman una unidad a un enlace en común, sin fronteras y coherente... Si se quiere.

Esta ultima generación está agraciada por tener en sus manos la herramienta para lograr una realidad mejor e incluir a generaciones anteriores para que formen parte de esta, que llamamos revolución “social-digital”.

Así como el cerebro puede hacer cosas que ninguna neurona consigue por si sola, lar redes sociales logran lo que una persona puede hacer en solitario.”James Fowler (experto en redes sociales de la universidad de california).