El ataque aéreo estaba destinado a neutralizar los focos extremistas talibanes que lideran la región ubicada al este de Afganistán, en la que se encuentran a su vez, los insurgentes de Estado Islámico (EI) en constante tensión por monopolizar el territorio afgano.

El lanzamiento del vehículo aéreo no tripulado o 'dron', sucedió en el día de ayer, en la localidad afgana de Achin, provincia de Nangarhar, cuando las bombas dirigidas desde el aire, por Estados Unidos, impactaron de lleno contra un automotor de gran porte. Según informaron a Efe diversas fuentes se seguridad, en el automóvil se conducían al menos 13 presuntos terroristas talibanes.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, de acuerdo con los testimonios policiales, entre las personas que fallecieron se encontraba un líder máximo del ejército talibán, llamado Gul Agha.

En efecto, el bombardeo con el 'dron' se produjo con el fin de contrarestar 'la ofensiva talibán de primavera', que tal como lo han dispuesto los extremistas de esa facción, se lleva a cabo cada primavera en honor a un líder de las tropas musulmanas del siglo VII; y está destinada a combatir las fuerzas políticas de Afganistán, así como a los ejércitos armados de la OTAN y sus sedes diplomáticas.

De esta manera, el embate de #Estados Unidos es el segundo realizado con una aeronave sin tripulación, hacia los grupos insurgentes en Afganistán. En tanto, durante un plenario en Catar, que contó con la participación del gobierno de Afganistán, los talibanes establecieron condiciones para efectuar negociaciones preliminares que podrían conducir a una tregua en ese país.

Anuncios

Entre las demandas, solicitaron el retiro de las milicias extranjeras y la exclusión de sus dirigentes de las nóminas dispuestas por la ONU.

Desde Washington, están preparados para continuar con el plan estratégico de combate hacia las fuerzas terroristas en Afganistán. La coalición internacional cuenta con un ejército que supera los 10.000 combatientes y planifican quedarse en esa nación un año más. No obstante, los líderes norteamericanos están revisando las condiciones y lo tiempos que durarán los enfrentamientos.

Cabe destacar, que la coalición de la OTAN, dirigida por Estados Unidos, clausuró su sede de combate en Afganistán durante el 2014, tras una lucha contra los talibanes que perduró 13 años. #Estado islámico