Los militares Kurdos llevaron a cabo un ataque contra Estado Islámico (EI) y recuperaron la ciudad de Tal Abyad, localizada como punto estratégico de la frontera entre Turquía y Siria; que les  permitía a las fuerzas de ISIS transportar armamentos, mercancías y facilitaba el traslado de soldados de otros países, para reclutarlos en sus filas.

Las fuerzas Kurdas comenzaron el combate el día jueves de la semana pasada y contaron con el aval de la Coalición internacional, comandada por #Estados Unidos, que efectuó múltiples bombardeos aéreos sobre las bases militares insurgentes de 'EI'. Según han indicado diversos analistas, se trata del embate más fuerte que han sufrido los terroristas jihadistas.

Anuncios
Anuncios

De esta manera, tras el golpe militar, las milicias Kurdas recuperaron la ciudad de Tal Abyad y también interceptaron tramos de la ruta que vincula esa localidad con la capital de Raqqa, baluarte de ISIS en Siria.

El combate de las 'Unidades de Protección del Pueblo Kurdo' (YPG) logró sofocar la cruenta ocupación del grupo insurgente autodenominado 'EI', que llevaba un año sembrando el terror en dicho territorio. De acuerdo con el testimonio de Sherfan Darwish, portavoz de las facciones rebeldes que defienden a los militares kurdos, hubo fuertes entrecruzamientos con los activistas de ISIS, hasta que finalmente pudieron derrocarlos.

En efecto, luego de la dimisión de 'EI', los Kurdos se deshicieron de la 'bandera negra' emblema del grupo terrorista y elevaron la suya. En el área quedaron los rastros de un enfrentamiento sangriento.

Anuncios

Según Darwish, 'Hay minas y bombas por todos lados' y los cadáveres de los 'yihadistas ultraislámicos' permanecen diseminados por las calles.

Cabe destacar, que tras el fin del califato instalado por 'EI' en la ciudad de Tal Abyad, cientos de ciudadanos sirios emprendieron su regreso a las tierras recuperadas por los Kurdos, tras la reapertura de las sedes fronterizas por parte de los destacamentos de seguridad turcos.

Sin embargo, la noticia que alegró a los refugiados sirios y a gran parte de las naciones limítrofes, despertó la preocupación del jefe de Estado de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien advirtió que las fuerzas Kurdas del 'YPG' mantienen lazos con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PPK), de tendencia independentista; y que, desde hace años mantienen serias discrepancias con el líder de Turquía. Asimismo, en Ankara, capital del Estado, son señalados como un grupo extremista. #Gobierno #Estado islámico