El número de exiliados de África y Medio Oriente, que arriban a Italia con el fin de encontrar asilo político crece cada vez más y ha generado asperezas, en particular, por parte del ministro Matteo Renzi, quien manifestó su enojo en torno a las políticas de la Unión Europea (UE), con respecto a la distribución de los expatriados.

En este sentido la UE, según Renzi, se ha mantenido en el plano de las propuestas y no de los hechos, ya que sólo ha realizado aprobaciones sobre políticas marítimas, para aumentar los fondos y permitir que los barcos que llegan puedan hacerlo de manera más segura, evitando situaciones de riesgo.

Anuncios
Anuncios

Lo cierto es, que según las declaraciones de Renzi en el periódico 'Corriere della Sera', que cita Efe, Italia está obteniendo respuestas insatisfactorias en torno a la redistribución de refugiados en el país, ya que la propuesta de la UE consiste en ubicar 'sólo a 24.000 personas', lo que para el ministro constituye 'una provocación'.

En este sentido, el premier considera que las cifras son 'insuficientes', ya que sólo Italia tenía pensado brindar asilo a 150 mil refugiados. Esta prerrogativa será uno de los temas a tratar en la próxima reunión del Consejo Europeo que se llevará a cabo dentro de una semana, donde se debatirán las principales medidas para hallar una solución en torno a la ubicación de los miles de exiliados, de procedencia siria y eritrea en su mayoría, que esperan poder asentarse definitivamente.

Anuncios

En tanto, desde el Consejo Europeo planifican una distribución de 24000 deportados, entre las naciones que lo integran, y de otros 16.000 que se encuentran en Grecia, país que se localiza como uno de los accesos portuarios a la UE.

Por su parte, Renzi se mantiene expectante con respecto a la reunión que concertaran las potencias, el próximo 25 y 26 de junio. A los efectos de reforzar su postura, el ministro se ha puesto en contacto con el presidente de Francia, Francois Hollande, el premier de Gran Bretaña, David Cameron, la canciller alemana, Ángela Merkel y Jean Claude Junker, líder de la Comisión Europea; para concretar un encuentro previo a la cumbre Europea.

Asimismo, el premier italiano señaló que, si cuentan con la 'solidaridad' del Consejo europeo será un paso adelante y; que, en el caso de que no ocurra así, poseen  'un plan B' del cual no ha querido anticipar detalles.

Cabe destacar, que durante este año Italia ha recibido a casi 60.000 refugiados, una cifra que creció demasiado en comparación con la misma época, en el año 2014. En efecto, en el sur del país, los gobernantes han tenido que improvisar múltiples 'centros de refugiados' dentro de las ciudades, utilizando paseos comerciales, galerías y hasta túneles subterráneos para otorgar amparo a los miles de inmigrantes. #Gobierno #Globalización #Europa