En 1948 y durante más de 10 años, Estados Unidos realizó  pruebas nucleares en la isla Runit, ubicada en el atolón Enewetak, al noreste de Australia. Los estadounidenses llaman a Runit Island, Cactus.

De acuerdo con el portal australiano News, se estima que unos 73 mil centímetros cúbicos de suelo contaminado se depositaron en el cráter bajo un domo -cúpula que tiene la forma de una media esfera-, a finales de los setenta. Originalmente, se supone, se trataba de una medida temporal.

Científicos, especialistas y hasta habitantes, están preocupados por un desastre ambiental, ya que el domo registra fracturas y en consecuencia, goteos.

Anuncios
Anuncios

Se teme que una tormenta o algo por el estilo pueda empeorar el estado de esta cúpula (tiene 46 centímetros de espesor) y la rompa, enviando desechos al océano. De acuerdo al periódico "The Guardian", los lugareños llaman al domo de la Isla Runit: La Tumba.

El Departamento de Energía de Estados Unidos, sostiene que las fracturas solamente generan un problema estético en la cúpula. No obstante, tienen pensado realizar reparaciones. Según informes, se teme que las fisuras permitan el paso del agua de lluvia afectando el flujo del agua subterránea.

Ya en 1980 los habitantes de Runit fueron relocalizados en islas cercanas y desde entonces el lugar permanece inhabitado. Es un cementerio de bunkers y cables, visitado por chatarreros y pescadores de las Islas Marshall.

De acuerdo a un artículo de Enviromental Science and Technology se descubrió un flujo de agua con plutonio, rastreado desde las Islas Marshall al mar, que alcanza a la provincia sureña china, Guangdong.

Anuncios

El año pasado The Independent publicó un artículo donde indicada que la Polinesia Francesa le reclamaría a Francia un billón de dolares en concepto de compensación económica por pruebas nucleares que se llevaron a cabo en el atolón Mururoa.

La primera bomba de hidrógeno fue testeada también en el atolón Enewetak, y vaporizó el islote Elugelab (nombre código Flora) en 1952. Y en 1954, la bomba de hidrógeno más poderosa fue probada en el arrecife del atolón Bikini (nombre código Bravo). #Salud #EEUU #Medioambiente