"Evangelizar es nuestra revolución", afirmó el Sumo Pontífice al celebrar ayer la misa en el Parque Bicentenario, ubicado en Quito, en el marco de su gira latinoamericana.

Una multitud escuchó al ex cardenal Jorge Bergoglio, quien también recordó el grito de la Independencia Hispanoamericana al considerar que surgió de la conciencia de "la falta de libertades y de ser exprimidos y saqueados".

"Nuestra fe siempre es revolucionaria, ese es nuestro más profundo y constante grito", remarcó el Papa al sentenciar tal vez una de las más emocionantes de su visita por Ecuador.

Al respecto, sostuvo que evangelizar no implica hacer proselitismo sino "atraer a los más pobres de los más indefensos, que no pierden su dignidad a pesar de que se la golpean todos los días".

Anuncios
Anuncios

Antes de la misa, Francisco recorrió el parque del Bicentenario a bordo de su papa móvil y previamente también mantuvo un encuentro con obispos ecuatorianos en el mismo lugar.

La visita del Papa por Ecuador que incluyó además un encuentro con el presidente, Rafael Correa, culminó hoy al mediodía tras una visita a un hogar de ancianos de Quito, donde fue homenajeado por un grupo de monjas que le colgó un collar de flores.

Luego, el Sumo Pontífice emprendió viaje a Bolivia, donde se reunirá con el mandatario de ese país, Evo Morales, tal como acostumbra hacer en cada visita a un país.

Ecuador y el fervor de los fieles

La fe reunió a 900.000 seguidores en el Parque Bicentenario de Quito, quienes a pesar de las condiciones climáticas esperaron emocionados la visita del hombre de la Iglesia que continúa sumando fieles.

Anuncios

Muchos de ellos acamparon durante la noche a pesar del frío y la lluvia para esperar la misa, por lo que esto no fue un impedimento para aguardar la celebración que realizó ayer el Papa, que sigue sumando adhesiones en el mundo entero.

La empatía de Francisco incluso se vio reflejada en esta visita en el marco de fuertes protestas contra el gobierno de Rafael Correa, quien es acusado de "autoritarismo" por la oposición. De hecho, durante su presencia en suelo ecuatoriano, los opositores suspendieron las protestas.

El Papa continúa marcando su impronta. Recorrer el mundo en busca del respeto a las diferencias y sumando seguidores al diálogo es una de sus causas más notorias en cada una de sus visitas en el mundo.

Francisco y la gira latinoamericana

El próximo destino del Sumo Pontífice, que alguna vez pidió "hacer lío" desde Brasil, es el país boliviano, en el se espera que mantenga un encuentro con su presidente, Evo Morales. Partió rumbo a Bolivia desde el aeropuerto "Mariscal Sucre", de Quito, a las 13 horario local, según informó la agencia de noticias EFE.

Anuncios

Francisco  asistirá a un encuentro con la sociedad civil en la catedral de la capital boliviana. Posteriormente viajará a Santa Cruz.

En tanto, el viernes viajará a Paraguay para cerrar la gira por Latinoamérica este domingo. Se espera que por su paso por suelo paraguayo, Francisco se reúna con el presidente de ese país, Horacio Cartes.

También está prevista la celebración de una misa en Cacupé el próximo sábado, donde también se espera la llegada de argentinos que pasarán la frontera para sumarse a la peregrinación.

Es que, los argentinos no pueden esperar la visita en el país del ex cardenal Bergoglio. El mundo entero se rinde ante los pies de un Papa carismático y humilde que ha logrado romper las barreras conservadoras de la Iglesia para acercarse al pueblo. #Papa Francisco #Vaticano #Iglesia Católica