Hace un par de semanas se investigaba la muerte de un hombre de 60 años, que había sido encontrado en estado de descomposición en un vehículo cerca del hogar de su prometida, Catherine Nebron, en California. La policía fue a la residencia en busca de la mujer y se llevó tamaña sorpresa: había un arsenal de más de cinco millones de dólares y más de seis toneladas de municiones (eran del fallecido). Allegados lo definían como un solitario.

Si la historia no podía ponerse más bizarra, al parecer Jeffrey Alan Lash (nombre del extinto) logró convencer a su futura esposa y a la asistente de esta, Dawn VadBunker, que era un agente parte humano, parte extraterrestre enviado para salvar a la humanidad.

Anuncios
Anuncios

También aseguraba que trabajaba encubierto para agencias secretas gubernamentales de Estados Unidos.

Se cuenta que Lash colapsó en frente de su esposa y VadBunker, se negó a ser trasladado a un hospital y murió. En vez de llamar a la policía, las mujeres dejaron el cuerpo en un vehículo SUV y partieron hacia Oregón. Al parecer ambas mujeres creían que el cuerpo iba a ser recogido por la CIA o alguna agencia con la que Lash trabajaba. Esto fue revelado por el abogado de Nebron. Jeffrey falleció el 4 de julio, pero no fue encontrado hasta el día 17.

Laura VadBunker, madre de Dawn, le dijo a la estación de TV de Los Angeles KTLA que su hija (también madre de dos) había desaparecido el 10 de julio. Si bien aún no regresó envió una pidiendo disculpas por haber desaparecido. Laura asegura que teme por la salud mental de su hija.

Anuncios

Según lo dicho por el jefe adjunto de la Policía de los Angeles (Kirk Albanese) a The Los Angeles Times que en cuanto a la colección de armas no hay indicio de que sea un vendedor de armas o un contrabandista incluso. Estamos hablando de más de 1200 armas y muchas nunca fueron disparadas. De hecho varias se encuentran en sus cajas con sus etiquetas. La policía aseguró que no cabían todas las armas en el vehículo que fueron, por lo que debieron realizar un segundo viaje

Se deben realizar cuantiosos y rigurosos exámenes para determinar si las armas están relacionadas a algún crimen. A pesar de todo la muerte del sexagenario  no está siendo investigaba como un asesinato.   #Estados Unidos