La muerte de Cecil, el león más famoso del mundo que habitaba en una reserva de Zimbawe fue desesperante. Era la estrella indiscutida de la reserva lo que contribuyó a que el mundo recibiera la noticia con espanto. El gran felino tenía un collar con GPS y supuestamente estaba bien protegido, su melena oscura y su gran tamaño lo hicieron famoso, sumado a la infinidad de fotografías de safaris de África del que era  protagonista. Tenía trece años y era el líder de una manada de tres leonas y siete cachorros.

Las autoridades de la reserva informaron que les consta que un cazador español pagó 50.000 euros por introducirse en la reserva y matar a tan espléndido ejemplar.

Su muerte fue espantosa.

Anuncios
Anuncios

Lo atrajeron con un señuelo, un animal muerto. Allí le dispararon varias flechas con arco para no levantar sospechas con sonidos de armas de fuego. Así se desangró durante mucho tiempo. Cuando estaba moribundo a la mañana siguiente, le dieron el tiro de gracia con un rifle. Lo desollaron y le arrancaron la cabeza.

Y a esta atroz muerte le sigue la fatídica suerte que correrán sus cachorros, ya que el nuevo macho dominante, por dictamen de la naturaleza, va a matarlos para así borrar todo vestigio de Cecil, y poder lograr que las hembras quieran procrear.

El activista de Chelui4lions, Luis y CJ Muñoz alertó a la Unión Europea para que el español no pueda entrar a la zona euro con la cabeza del animal.

Esta ONG explicó que tienen como misión la defensa de los leones tanto en estado cautivo como los que viven en libertad.

Anuncios

Manifiestan también estar en contra de la cría de estos felinos en cautiverio. 

La National Geographic advirtió que Cecil llevaba un collar con GPS para medir la población de leones pero el collar estaba destrozado.

Por su parte, el periódico la Voz de Galicia, publicó hoy en su portada que se buscaba al cazador español responsable de la muerte de Cecil en el Parque Nacional de Hwange.

Los españoles también alzaron su voz cuando el rey Juan Carlos de Borbón tuvo un accidente de caza, al punto tal que debió pedir disculpas a su pueblo. #Animales #España #Maltrato Animal