La tormenta tropical Érika, provocó serias consecuencias en su paso por Puerto Rico y se dirige hacia #Estados Unidos. Este viernes asoló al archipiélago caribeño con fuertes vientos y  precipitaciones, que provocaron consecuencias devastadoras.

De acuerdo con la información de la agencia de noticias AFP, el temporal provocó 25 muertes hasta el momento. La mayoría de las víctimas fallecieron a causa de derrumbes de sus viviendas y debido a las intensas corrientes de viento, que tras su paso cubrieron de lodo las calles.

La tormenta se está aproximando a República Dominicana, donde las autoridades han declarado el estado de alerta roja, ante la inminente llegada de Érika; que, según las estimaciones meteorológicas, ingresará por el sector sur del país.

Anuncios
Anuncios

A los efectos, José Ramón Peralta, desde el ministerio de la Presidencia dominicana comunicó que el Gobierno ordenó suspender las actividades laborales de los ámbitos públicos y privados, desde las 13.00 horas. Asimismo, las instituciones educativas se encuentran cerradas desde el viernes  y está prohibido el uso de pequeñas barcas para navegar en el mar.

Estado de emergencia en Florida

Las proyecciones meteorológicas vaticinan que el fenómeno  Érika podría ingresar a la Florida el próximo lunes a la madrugada. No obstante, los expertos han indicado que se trata de una tormenta poco predecible, debido a que su comportamiento es “desorganizado”; con lo cual resulta difícil establecer cuál será el recorrido preciso.

Por su parte, Rick Scott, gobernador de Florida, declaró el estado de emergencia este viernes en todo el país, tras el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Anuncios

Sin embargo, el organismo meteorológico ha advertido que la tormenta no se transformará en huracán, cuando efectúe su paso por Florida.

En relación con los efectos que podría causar el fenómeno natural en dicho país, en el área del sur serán beneficiosas las lluvias, debido a que se encuentra actualmente en un período de intensa sequía. No obstante, para  la costa oeste de Florida, en ciudades como Tampa, el temporal no tendrá efectos positivos, ya que la región ha sido escenario de una histórica lluvia durante el mes de julio y agosto pasado.

Vale decir, que la fuerza de la tormenta ocasionó perturbaciones en las primeras horas del viernes con ‘vientos máximos sostenidos’ de alrededor de  50 mph (85 kilómetros por hora).

En este sentido, las predicciones meteorológicas, indican que la potencia de los vientos que trae aparejados la tormenta tropical, llegan hasta ‘74 millas por hora’  y se extienden hasta ‘150 millas al norte y al este del centro de Érika’. En efecto,  el fenómeno también se sentirá en Haití y, en menor medida, en Cuba durante el fin de semana.

Anuncios

Cabe destacar que, según la cadena de televisión estadounidense Univisión, desde el 1 de junio se inició oficialmente ‘la temporada de huracanes en el Atlántico’ y, desde esa fecha, se produjeron cinco tormentas tropicales: Ana, Bill, Claudette, Danny – una de las más fuertes, convertida en el primer huracán de  rango mayor  (3) de la temporada- y, finalmente, la actual Érika. #Accidente #Medioambiente