Neysi Pérez de 16 años, fue pronunciada muerta después de colapsarse en su hogar. Su esposo la escuchó gritando desde el interior de su tumba (ya tapada con concreto, a un día después de sepultarla) y acudió con la familia de ella a romper la misma para sacarla.

Los familiares notaron que el vidrio a modo de ventana en el ataúd estaba rota y la punta de los dedos de Neysi estaban con moretones. A pesar de los esfuerzos de los médicos la joven no tenía signos de vida y fue llevada de nuevo al cementerio donde fue enterrada en el mismo mausoleo.

Pérez tenía tres meses de embarazo, y se descompensó una noche cuando salió al baño afuera de su casa en La Entrada (oeste de Honduras).

Anuncios
Anuncios

Se cree que pudo tener un ataque de pánico al haber escuchado ruidos de disparos.

La joven empezó a soltar espuma por la boca, y sus padres (muy creyentes) decidieron llamar a un sacerdote para que realizara un exorcismo. Cuando al sacerdote se le pidió realizar el mismo, la joven ya no tenía signos de vida y fue llevada al hospital donde a las tres horas los médicos la pronunciaron muerta.

Recientemente casada, se procedió a sepultarla con su vestido de bodas. Un día después del funeral su esposo, Rudy González, visitaba su tumba en el Cementerio General de La Entrada y escuchó gritos desde el interior de la mencionada.

En un video puede verse a la familia desesperada por sacarla rompiendo el concreto con un martillo. Luego quitan la tapa y tratan de echarle aire.

VIDEO:

Los doctores dijeron "la evaluamos y tratamos de revivirla, pero estaba muerta".

Anuncios

Como se dijo, se cree que pudo tener un ataque de pánico severo que detuvo temporalmente su corazón. También se evalúa que producto de una emoción fuerte (como se dijo un posible disparo que escuchó) o stress se le produjo un ataque de catalepsia.

Su madre culpa a los médicos por haber firmado el certificado de defunción muy tempranamente. "Aunque los doctores me decían que estaba muerta, todos a mi alrededor me decían que estaba con vida. Inclusive cuando en su funeral se veía de un color normal. No había rigidez cadavérica, su cuerpo estaba flexible aún". #Medicina #Accidente