El atentado se produjo este jueves en un mercado de frutas de Sadr City, situado en un barrio chiíta del norte de Bagdad, capital de Irak. La explosión de un camión bomba en el lugar, causó la muerte de 67 personas y un centenar de heridos.

El ataque tuvo lugar en el momento de mayor concurrencia de personas al mercado; según la información de una fuente policial a Efe, la mayoría de las víctimas serían campesinos que habían acudido a la feria para comercializar hortalizas.

Las destrucciones que provocó la embestida fueron devastadoras, además de los civiles fallecidos y los múltiples heridos, murieron caballos de tiro que eran utilizados para trasladar los carros en los que se transportaba la fruta y verdura, que se vendía en el mercado.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, la versión del autodenominado Estado Islámico (EI), contrasta con la que dieron las fuentes policiales de la capital iraquí, ya que los rebeldes yihadistas sostienen  que mataron a alrededor de 90 milicianos chiíes e hirieron a más de 200.

En efecto, ‘EI’ ha reivindicado su autoría en el ataque al mercado de Sadr City, mediante un comunicado a través de las redes sociales. En el mensaje, firmado por  Wilayat Bagdad - Provincia de Bagdad-  el grupo insurgente yihadista se atribuye la responsabilidad sobre la explosión del camión bomba “en medio de un grupo de milicianos chiíes en uno de sus feudos en el este de Bagdad".

En la comunicación difundida por ‘EI’,  la agrupación extremista,  explica que el atentado “es para que prueben los chiíes los bombardeos que llevan a cabo contra nuestra gente musulmana", haciendo alusión a los operativos de las fuerzas chiíes y del ejército contra regiones ocupadas mayormente por suníes, bajo dominio de ‘EI’.

Anuncios

Repercusiones

La explosión sembró el pánico en los ciudadanos chiíes, quienes  temen a  nuevos enfrentamientos, que profundicen las tensiones entre comunidades religiosas y, en consecuencia, se pierda la confianza en el Gobierno.

Por su parte, el Gobierno de #Estados Unidos, en el día de ayer, reprobó las acciones terroristas  de ‘EI’ y ratificó su aval a Irak, en el combate contra ISIS.

A los efectos, mediante una nota oficial emitida en Washington, el vocero del Departamento de Estado, John Kirby, expresó sus condolencias  a “los familiares y amigos de las víctimas” del atentado y condenó, de modo decisivo,  la ofensiva extremista contra el mercado de Sadr City.

Cabe destacar, que Irak atraviesa una cruenta guerra contra ‘EI’, desde el mes de junio de 2014, en la que el grupo terrorista se apoderó de amplias extensiones de territorio y declaró un califato en esa nación y en Siria. #Estado islámico #Derechos Humanos