La estadounidense Jessica Hayes pertenece a la 'élite' de las vírgenes consagradas ahora que está casada con el hijo de Dios, en la ceremonia que se llevó en las afueras de Fort Wayne este fin de semana (en la Catedral de la Inmaculada Concepción). Esta maestra de teología de la secundaria Bishop Dwenger dice que se convirtió en virgen consagrada después de años de oración y búsqueda interna.

Una virgen consagrada es similar a una monja: prometen vivir en castidad, aunque no necesariamente deben de realizar trabajos en la iglesia católica. Sin embargo Hayes a realizado trabajo voluntario con la diócesis local.

"Mis alumnos me preguntan si deben llamarme señora Hays cuando regrese a dar clases.

Anuncios
Anuncios

Les dije que sigo siendo la señorita Hays, pero estoy casada con Dios".

La nueva esposa de Jesús asegura que nunca tuvo relaciones sexuales. Sobre el matrimonio dijo: "creo que todos estamos llamados a casarnos de alguna forma, es una cuestión de discernir como. Entonces mi matrimonio es con Jesús así como el de otro es con su consorte."

El obispo Kevin C. Rhoades fue quien ofició el matrimonio, como ya hemos dicho en la Catedral de la Inmaculada Concepción en la ciudad del estado de Indiana. Dijo: "me parece apropiada que ella decida darle su vida a Jesús, consagrar una vida de virginidad".

Fueron cientos de personas las que acudieron al servicio, la mayoría curiosos desconocidos para la novia. Jessica a dicho que "por supuesto muchos se acercaron 'interesados' ", pero le pareció algo agradable.

Anuncios

"Ahora mi compromiso es público y me envalentona a vivir por eso, ya que la gente sabe que esta soy yo y mi vida necesita ser vivida en sintonía con eso. Me alegra que hayan asistido tantos testigos a mi boda, ya que quizás haya otros que han recibido el llamado y ahora lo estén considerando."

Se comenta que como muchas novias, Jessica se preocupó por que debía usar ese día. Ya que como debía en un momento de la ceremonia postrarse en el suelo, debía vestir algo conservador o mejor dicho apropiado para ese momento. #Iglesia Católica