El video en cuestión parece mostrar al tercer hijo del ex dictador Muammar Gaddafi (quien recordemos fue depuesto y asesinado en 2011) durante una sesión en carácter de interrogatorio (se cree fue en la prisión al-Hadba, en la capital de Libia ,Trípoli). 'Saadi' está vestido en un conjunto deportivo de color verde y con su cabeza totalmente afeitada.

El sitió Arabic Clear News publicó el video, del cuál no se sabe la fecha de la cual dataría, donde el hijo de Gaddafi debe escuchar los gritos de prisioneros aparentemente torturados en habitaciones contiguas, antes de ser el mismo sometido. Hombres de gran porte caminan alrededor del prisionero, yendo y viniendo con bastones en mano y le preguntan si prefiere ser se golpeado en "las nalgas o en la planta de los pies".

Anuncios
Anuncios

Saadi (42) está atado a un caño e incluso en algún punto intenta razonar con los oficiales. Su abogada, Miranda Taylor, declaró al portal RT que el del video parece ser su cliente. "Se ve que es él, en el sentido que su cabeza está afeitada como pasó el año pasado". "Parece haber un tratamiento criminal, en el sentido que es sometido a un tratamiento severo físico y psicológico, ya que es forzado a escuchar a otros torturados".

Taylor también apuntó a que su cliente no recibió ninguna protección. Estuvo en manos de la milicia, que no reconoce al Gobierno libio. Human Right's Watch llamó al país a realizar una investigación. El fiscal de Estado ya habría iniciado la misma, se cree. Saadi fue extraditado desde Niger. Cabe destacar que el video se hace público una semana después de que su hermano mayor Saif fue sentenciado a muerte por la corte libia.

Anuncios

Futbolista frustrado y el caso al-Riani

Saadi vivió como todo un playboy hasta la caída de su padre a manos de rebeldes el 20 de octubre 2011. Admirador del fútbol, su padre hizo de todo para cumplir su sueño de ser estrella del mismo. De hecho llegó a ser capitán y entrenador de la selección nacional.

Cuando joven el Coronel ordenó un lugar en el Al Ahli (equipo estelar de Libia) para su hijo. Bajo amenaza de pena de muerte los árbitros fueron obligados a favorecerlo. Como nueva 'figura' era el único jugador con su nombre en la camiseta. 

Su padre hizo un 'generoso' aporte al Perugia italiano para fichar a su hijo (como estrella, por supuesto). Destaquemos que el paso fue un fiasco e incluso llegó a ser considerado el peor jugador visto en el cesped italiano.

Fue acusado de la desaparición en 2006 de Bashir al-Riani, jugador estelar y comentarista. Su familia se dice encontró su cuerpo en una morgue. 

El video:

#Globalización #Derechos Humanos