Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, anunció el cierre de un nuevo punto fronterizo con Colombia. Cerró puertas entre el Estado Zulia, de Venezuela, y el departamento de La Guajira, al norte de ambos países. El motivo del cierre es causado por la presencia de grupos paramilitares colombianos que se instalan en tierras vecinas y son, según la opinión del gobierno oficial, los causantes de buena parte de los males que aquejan a Venezuela.

Los paramilitares colombianos son grupos civiles, armados, que en los años 80 se unieron con el fin de combatir la guerrilla. Están en acuerdo y en alianza con los narcotraficantes y con algunas unidades militares.

Anuncios
Anuncios

Son grupos criminales que realizan sus actividades en la frontera y se subastan del contrabando, la extorción, el #Narcotráfico y productos que vienen de Venezuela.

El gobierno venezolano afirma que la frontera se mantendrá cerrada hasta que Colombia tome medidas y el orden sea restablecido. Maduro justifica el cierre del punto fronterizo con la necesidad de luchar contra los grupos paramilitares colombianos infiltrados y que son los causantes de la crisis económica y del alto nivel de #Inseguridad que se vive hoy en Venezuela.

El cierre fronterizo es parte de una nueva medida política llamada “Operación de Liberación del Pueblo” (O.L.P.); tiene como fin liberar a Venezuela del paramilitarismo colombiano. Dicha política ya empezó a regir y ha generado, hasta estos días, derrumbes y destrucción de casas en barrios cerca del punto fronterizo.

Anuncios

El resultado de esto fue que hubo migraciones de colombianos, que estaban instalados en tierras venezolanas, hacia su tierra natal. Según la O.N.U., alrededor de 1.400 colombianos han sido deportados y un total de 18.000 han vuelto a sus tierras de forma voluntaria.

Esta situación complica al presidente colombiano Juan Manuel Santos. Él busca una salida compartida para enfrentar la crisis, pero el problema estuvo en que cuando Maduro tenía intenciones de sentarse a dialogar con el presidente de Colombia, éste condicionó el encuentro: si no se cumplían ciertas expectativas que tenía Santos para los colombianos en Venezuela, no había diálogo. Esto hizo estallar a Maduro, quien respondió: “Aquí el único que puede poner condiciones soy yo, los agresores son ustedes”. Al rato de haber dicho esto, anunció el nuevo cierre de frontera.