Rusia anunció este jueves que está colaborando con las tropas sirias, enviando armas y ayuda humanitaria, para contrarrestar a las fuerzas terroristas del autodenominado Estado Islámico (EI).

De acuerdo con la información de la agencia de noticias Reuters, el ejército ruso ha comenzado a involucrarse en los operativos de combate en Siria, donde el Kremlin ha mostrado su aval al jefe de estado de ese país, Bashar al-Assad, desde el comienzo de la guerra, hace poco más de cuatro años.

La colaboración militar comprende principalmente, según el diario ruso Kommersant, citado por el periódico La Capital, el envío de equipamiento de guerra, armamentos, suministros de equipos portátiles, fusiles, lanzagranadas y ametralladoras; todos elementos que se están desarrollando específicamente para ser enviados a Siria.

Anuncios
Anuncios

Además de la provisión de armas por parte de Rusia, las milicias sirias recibieron automóviles de infantería blindados ‘BTR-82-A’ y ‘Ural’. Estos vehículos otorgan una gran posibilidad de desplazamiento a los soldados sirios y, a la vez, constituyen un apoyo estratégico ya que cuentan con ‘cañones de tiro rápido’ y fuego directo.

Vale decir, que la ayuda del #Gobierno ruso, está basada únicamente en el envío de armamentos e instrucción sobre el manejo de armas, así lo ha manifestado oficialmente el vocero ruso, Dmitri Peskov, quien negó que existan unidades militares rusas en el campo de batalla sirio.

En la misma línea se manifestó, Serguei Lavrov, ministro de exteriores de Rusia, quien explicó que  los expertos del ejército de su país se encuentran desde hace muchos años en Siria, pero que la actividad principal que desarrollan los soldados, es instruir al ejército sirio en el uso de las armas que envían desde el Kremlin. 

Asimismo, el mandatario remarcó que los soldados sirios junto con el gobierno, son quienes afrontan “la carga principal de la lucha contra el #Estado islámico y otros extremistas”.

Anuncios

Sin embargo, diversas fuentes de inteligencia y de defensa pertenecientes a la nación árabe, han informado que Rusia habría instalado unidades del ejército en las zonas aledañas a la costa mediterránea, donde arriban las embarcaciones con materiales bélicos destinados a las tropas del gobierno de Assad.

En relación con el envío de armas de Rusia hacia Siria, Anatoli Issaikin, director de la compañía rusa de exportación de armas ‘Rosoboronexport’, afirmó, en diálogo con el periódico Kommersant, que se trata de una colaboración legal ya que “todas (las armas) están destinadas únicamente para la protección de las fronteras y la lucha contra el terrorismo”.

Cabe destacar, que el conflicto bélico sirio ya cuenta con la participación de equipos militares de las fuerzas de Irán y Hezbolá, que avalan las iniciativas de Assad. Además, en el plano aéreo, operan Estados Unidos y múltiples países árabes contra las facciones extremistas yihadistas de Estado Islámico; y, en los últimos días, se sumó Francia al combate aéreo. #Globalización