Hace años que la obesidad situó las grasas saturadas en el punto de mira, y que el aumento de enfermedades cardiovasculares hizo lo mismo con la sal. Últimamente, sin embargo, los nutricionistas están fijando la atención en un enemigo mucho más difícil de combatir que los anteriores: el azúcar. Hace años que el gobierno británico pidió a un comité de sabios un informe sobre los efectos del azúcar en la #Salud. Las conclusiones, que se acaban de hacer públicas, confirman la necesidad de reducir su consumo de forma drástica: sólo 30 gramos al día.

Las cifras abstractas son siempre difíciles de entender. ¿Es mucho o poco, 30 gramos? Parece mucho si pensamos que 30 gramos equivalen a unas siete cucharadas de café llenas.

Anuncios
Anuncios

Pero si pensamos que una sola lata de Coca-Cola ya contiene 35 gramos, tomamos conciencia de la dificultad de la tarea.

En el año 2012 la Organización Mundial de la Salud recomendó que el azúcar no suponga más del 10% del total de calorías que consumimos cada día. Pero en el informe hecho público ahora por los expertos británicos se afirma que este límite es demasiado elevado y que habría que reducirlo hasta el 5%. Y alertan de que no hacerlo supone perder la batalla contra la obesidad, la diabetes y las enfermedades dentales.

Uno de los ámbitos que despierta mayor preocupación es el de los niños. Y preocupa por dos motivos. En primer lugar, porque a los niños les gustan mucho las cosas dulces, de forma que tienen tendencia a consumir mucho azúcar. En segundo lugar, porque la industria de la alimentación utiliza mucho más azúcar justamente en los productos destinados a los niños.

Anuncios

Es lo que ocurre, por ejemplo, con los cereales infantiles. Para complicar más las cosas, muchos padres y madres dan jugos de fruta y refrescos sin ser del todo conscientes del efecto acumulativo de estos azúcares a lo largo del día. Los expertos lo tienen claro: si un adulto no debe consumir más de 30 gramos al día, un menor de 10 años tiene el límite en 24 gramos, y un menor de 7 en sólo 19 gramos, el equivalente a cuatro cucharadas pequeñas.

Pero reducir el consumo de azúcar no es tan fácil como parece. Sobretodo por los azúcares escondidos que contienen muchos alimentos. El problema es el azúcar que no vemos. En algunos casos ya somos conscientes, que tienen azúcar, pero quizás no de la cantidad que contienen. Este es el caso, por ejemplo, de las mermeladas. Peor es aún el caso de los productos que, al ser salados, no asociamos al azúcar. Es lo que pasa, entre otros, con el pan de molde o las salsas. ¿Somos conscientes, por ejemplo, de la cantidad de azúcar que ingerimos cuando bebemos vino?,¿O que una cucharada de ketchup tiene 4 gramos de azúcar?,¿ O que una simple rebanada de pan de molde blanco tiene unos 2 gramos de azúcar?.

Anuncios

Estos son algunos de los productos de alimentación que tienen un elevado contenido en azúcar. Comprobando el número de cucharadas que tienen por ración, podemos comprobar lo difícil que es no superar las siete cucharadas diarias por adulto. Como los que os muestro a continuación: #Nutrición

  • Refrescos (de 4 a 10 cucharadas de azúcar por ración)
  • Bebidas alcohólicas (2,5 cucharadas de azúcar por ración)
  • Cereales infantiles (2,5)
  • Helados (3)
  • Cremas de cacao (3)
  • Pastelería industrial (2)
  • Galletas (2)
  • Chocolate (2)
  • Mermeladas light (1,5)
  • Cereales para adultos (1,5)
  • Pan de molde (1)
  • Postres lácteos (3)
  • Yogures de frutas (2,5)
  • Maíz (1)
  • Ketchup (1)
  • Salsa de tomate (0,5)