Nuevamente una masacre enluta a la #Educación estadounidense con el asesinato de al menos trece estudiantes en una universidad de Oregon. El móvil, el mismo, un joven abre fuego en contra de los escolares mientras estos se encontraban en el campus educativo. La violencia escolar en la llamada primera potencia mundial vuelve a agarrar descuidados a los organismos de seguridad que nada han podido hacer para acabar con este flagelo que año tras año se cobra víctimas inocentes y enluta miles de familias americanas.

El agresor del sangriento hecho fue un joven de 20 años que murió al enfrentarse a la policía. Según informó el diario El Nuevo Herald, el atacante logró asesinar a más de diez personas y dejar otras 20 heridas.

Anuncios
Anuncios

El hecho ocurrió en el Umpqua Community College, ubicado en el pueblo de Roseburg, El centro educativo fue sorprendido por el atacante armado, de nombre Toby Reynolds, quien días antes había emitido un mensaje a través de un chat, advirtiendo a la comunidad estudiantil sobre su mortal plan.

Luego de enterarse de lo sucedido, el presidente de #Estados Unidos, Barak Obama, condenó el hecho y aseguró que es necesario reformar las leyes en su país, “ya que  esto se ha convertido en una rutina". En declaraciones desde la Casa Blanca, Obama lamentó que en #EEUU haya un tiroteo cada mes y aseguró que con oraciones y plegarias por las víctimas no basta para acabar con el pánico que día a día viven los estudiantes en las escuelas. “Somos el único país avanzado en el mundo que tiene tiroteos cada mes”, sentenció Obama.

Anuncios

"Como dije hace apenas algunos meses, cada vez que vemos estos tiroteos, nuestras plegarias no son suficientes”, añadió el presidente norteamericano al tiempo que admitió gobernar en una nación “que no tiene conciencia sobre el control de armas". Según informa la cadena Telesur en sus sitio web, durante este año se han registrado más de 200 tiroteos en Estados Unidos, causándoles la muerte a más de 250 personas.

El mes pasado otro episodio de violencia se registró en un centro educativo de Sacramento, capital del estado de California, dejando un muerto y dos personas heridas. También en el mes de agosto, Vester Lee Flanagan asesinó a una periodista y su camarógrafo mientras se encontraban transmitiendo en vivo para el canal de televisión local WDBJ-TV de Roanoke, en Virginia, lo que abrió nuevamente el debate en este país sobre el libre acceso a las armas por parte de la población estadounidense.

Uno de los hechos recientes más lamentable en la historia de Estados Unidos se vivió el 14 de diciembre del año 2012, cuando un ataque perpetrado por el joven Adam Lanza, de 20 años, dejó 20 niños y seis adultos muertos en la escuela primaria de Sandy Hook, en el estado de Connecticut. Sin embargo, el peor episodio de violencia estudiantil que ha vivido EEUU, sucedió en el mes de abril del año 2007, cuando el estudiante sur coreano, Seung-Hui Cho, asesinó a 32 personas en el campus de Virginia Tech, en Virginia.