El diario 'ABC', de #España anunció desde el viernes una entrevista exclusiva con el #Papa Francisco que fue publicada en la edición dominical. El hecho era notablemente llamativo porque sería la primera vez que el máximo líder de la Iglesia Católica mantenía una entrevista con un periódico español. En la misma portada del domingo, 'ABC' anunció la "entrevista exclusiva" que en sus páginas contenía pero, para decepción de los lectores, la entrevista resultó ser una traducción de otra que ya había sido publicada por la revista francesa 'Paris Match'.

Si bien 'ABC' nunca se atribuyó la autoría de la entrevista, muchos consideraron que la publicidad y la portada fueron engañosas y generaron expectativas en los lectores y compradores del diario que finalmente no se lograron ver satisfechas.

Anuncios
Anuncios

El hecho ha causado indignación por parte de muchos que esperaban verdaderamente una entrevista exclusiva en la que se trataran temas que fuesen de más interés para el público español. El equipo de redacción del  portal 'PR Noticias', manifestó su malestar por lo ocurrido y se preguntó "¿Qué es lo exclusivo?". Dieron a conocer también su sorpresa al ver que un diario mundialmente reconocido, como es el 'ABC', "intente engañar a sus lectores".

A través de cartas directas, correos electrónicos y mensajes en las redes sociales, son muchos los que le han pedido explicaciones al director de 'ABC' desde 2010, el periodista Bieito Rubido. Hasta el momento esas explicaciones no han llegado.

¿De qué trató la entrevista?

En la entrevista con 'Paris Match', que en su versión republicada por 'ABC' llevó el título "Debemos proteger al hombre de su propia destrucción", Francisco habló sobre temas que lo preocupan, como, por ejemplo, el papel del Vaticano en asuntos relacionados con el cambio climático mundial, la pobreza en el mundo y las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

Anuncios

Sobre este último punto, el líder católico aseguró que los buenos resultados obtenidos se debieron a que dialogaron mucho y también rezaron mucho.