Desde que Estados Unidos anunció la muerte de uno de los líderes de ISIS, Francia y varios países europeos se mantenían en alerta por cualquier represaría del grupo terrorista. Pero, esta tarde, la apodada “Ciudad de las luces” fue sorprendida por múltiples ataques: dispararon contra un restaurante dejando 60 muertos y varios heridos. Además, se detonaron bombas cerca del State de France.

Los ataques tuvieron lugar cerca de las 10 de la noche (Hora de Paris). Se especula que el presidente de Francia, François Hollande, era uno de los blancos. El mandatario estuvo presente en el encuentro que disputó su país frente a Alemania, pero fue retirado a toda prisa del estadio cuando se oyó la primera explosión (N.

Anuncios
Anuncios

del R: hubo un total de tres estallidos), según comentó la cadena  iTélé.

Mientras el presidente francés era sacado del estadio, varios espectadores del encuentro internacional invadieron el campo de juego buscando algún tipo de resguardo.

El segundo ataque, del que se conoce el número de víctimas, tuvo lugar en un restaurante. Según trascendidos, testigos señalaron que un hombre desde un auto en movimiento disparó contra los comensales. Algunos medios parisinos describieron la escena como “una verdadera carnicería”.

La Policía acordonó la zona por lo que la información es difícil de confirmar. Se habla de al menos 200 efectivos sueltos en la calle para desactivar cualquier nuevo atentado y evitar que los responsables se den a la fuga.

Anuncios

Por esto mismo, se han  cerrado las fronteras.

Al menos 100 personas fueron tomados de rehenes en el teatro Bataclan, situación que culminó con la muerte de los dos terroristas que habían tomado el lugar.

Hasta le momento el saldo  por los múltiples atentados llego a los 158 muertos y una decena de heridos. 

Seguiremos informando... #Europa