Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha desarrollado una batería de litio-aire que tiene una alta densidad de energía,un rendimiento superior al 90% y que se puede recargar más de 2000 veces. Un milagro tecnológico que buscaba de solucionar los límites teóricos de la densidad de energía en una batería, y que ha logrado que sea 10 veces mayor que las baterías de iones de litio convencionales. Se podría alimentar un coche de hasta 650 km con una sola carga.

Las baterías de litio-oxígeno o de litio-aire es un verdadero desafío. Al igual que con otras baterías de nueva generación, deben abordarse muchas cuestiones prácticas antes de que estos sistemas de almacenamiento, de litio-aire, se conviertan en una alternativa viable a las fuentes más contaminantes.

Anuncios
Anuncios

Los investigadores de la Universidad de Cambridge están trabajando por este camino y han demostrado cómo algunos de estos obstáculos pueden ser superados. Los científicos han desarrollado un prototipo de una batería de mayor capacidad, mayor eficiencia energética y una mayor estabilidad que los intentos anteriores.

Una vez más, el grafeno es el protagonista, con un electrodo de carbono hecho de aditivos de grafeno y reacciones químicas que ocurren en la batería, que es más estable y eficiente.

"En la batería de iones de litio (Li-ion) usado en nuestros ordenadores portátiles y teléfonos inteligentes, el electrodo negativo está hecho de grafito, el electrodo positivo está hecho de un óxido de metal, y el electrolito es una sal de litio disuelta en una disolvente orgánico... Las baterías de iones de litio son de peso ligero, pero su capacidad se deteriora con la edad, y su relativamente baja densidad de energía significa que necesitan ser recargados con frecuencia ", explican los científicos.

Anuncios

La batería que Liu, Grey y sus compañeros de Cambridge han desarrollado utiliza una sustancia química muy diferente de los intentos anteriores, contando con hidróxido de litio (LiOH) en lugar de peróxido de litio (Li2O2). Con la adición de agua y el uso de yoduro de litio, su batería mostró la "necesidad" de menos reacciones químicas, por lo que es más estable después de varios ciclos de carga y descarga.

Los resultados, publicados en la revista Science, son prometedores pero los investigadores advierten que esta batería de litio-aire permanecerá fuera del mercado durante al menos una década.

"Lo que tenemos es un importante paso adelante para la tecnología y sugieren nuevas áreas de investigación", dijo el profesor Clare Gris del Departamento de Química, autor del estudio en Cambridge.

Me pregunto si en 10 años las baterías podrán ayudarnos a reducir el uso de combustibles fósiles. #Negocios #Europa