El reciclaje es siempre una buena noticia de la que hablar, y más cuando puede ayudar a tantísimas personas a vivir con una mejor calidad de vida. Podemos usar la creatividad para convertir millones de objetos en cosas que jamás hubieras llegado a imaginar. Este es el caso de las casas de Nigeria hechas a base de botellas de plástico. Una idea extraordinaria que puede aportar de vida nuevamente a toneladas y toneladas de botellas que acaban en la basura.

De hecho, esta idea ya hace unos cuantos años que surgió en Yelwa, la Asociación Developmental Association for Renewable Energies (DARE) que quería conseguir construir casas capaces de resistir distintas adversidades como son los terremotos, balas e incluso el fuego en su totalidad, y usar para ello botellas de plástico contribuyendo así a reducir los grandes volúmenes de residuos de plástico.

Anuncios
Anuncios

Dos problemas resueltos de una vez: construir más unidades de viviendas resistentes y fuertes y reducir el impacto de los residuos de plástico en el medio ambiente.

A día de hoy se han logrado los dos objetivos gracias a recoger botellas de la calle y de la basura y llenarlas de arena o residuos de construcción y luego unirlas entre sí por medio de cables. Haciendo que queden bien apiladas y bloquearas con una mezcla de cemento y barro para que quede firme y estable.

El resultado final es una casa bien aislada, cuyo interior mantiene una temperatura gratamente estable y cuyas necesidades de energía están cubiertas por paneles solares y de gas metano producidos por los residuos animales.

Estas viviendas de bajo costo cada vez se hacen más populares y más personas las quieren tener porque los costos de construcción son aproximadamente un tercio de lo que cuesta en Nigeria hacerse una casa tradicional hecha solamente de barro y son 18 veces más fuertes que una casa de ladrillo.

Anuncios

Además, el uso de botellas de diferentes formas y colores le da a cada edificio un toque único y original. Siempre distinta a la casa que tengan al lado. 

Si tenemos en cuenta que para hacer una casa se necesitan alrededor de 14.000 botellas de plástico y que sólo en Nigeria se generan 3 millones al día que acaban en la basura ( en los EE.UU. serían unos 130 millones diarios), esta idea puede tener un gran impacto positivo para el medio ambiente y para la economía. Este tipo de iniciativas son las que se deben valorar y potenciar. #EEUU #Medioambiente