Con una amplia participación el día domingo, en la República Bolivariana de Venezuela, se celebraron los actos electorales parlamentarios para cubrir los 167 cargos de diputados en la Asamblea Nacional. Los resultados confirman el final de un mandato extendido durante 17 años, en el que el oficialismo contaba con una minoría simple dentro de esa Institución.

Según confirmó el Consejo Electoral Nacional (CEN)  el total de ciudadanos que se acercaron a los centros de votación representó un porcentaje del 74,25%. Durante la duración de la jornada electoral esos centros fueron el punto neurálgico de miles de ciudadanos venezolanos.

Anuncios
Anuncios

 Cuando aún faltaban horas para darse a conocer los primeros resultados de los escrutinios electorales, desde la oposición, conglomerada bajo la Mesa de Unidad Democrática (MUD) anticipaba la derrota del oficialismo; fue entonces el momento en que el líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) bajó el ánimo efervescente y contestatario y confirmó la necesidad de “negociar con el ganador”.

 Si bien hasta el momento existe un claro vencedor,  la jornada electoral se presentó con diversos hechos que tiñeron su normalidad.  La decisión de prorrogar la apertura de los puntos de votación por una hora, o hasta que “todo ciudadano emita su voto”, fue el argumento que le sirvió a Maduro para extender el acto electoral. Fue también el eje de diversas críticas que fueron  vertidas por los ex mandatarios de Latinoamérica, presentes en el lugar en calidad de veedores electorales, y por la  oposición que vieron temblar su intencionalidad y presentían la presencia del fantasma del fraude.

Anuncios

 A pesar de ello, el frente opositor de la Mesa de Unidad Democrática  logró obtener 99 escaños, contra los 46 que consiguió el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela. Con ello ya tiene una mayoría simple, aunque su intención es lograr la amplia mayoría, para ello debería conseguir 113 diputados. Según afirma el Consejo Electoral aún restan por definir  19 cargos y los tres que corresponderían a sectores indígenas.

Frente a estos resultados catastróficos, luego de darse a conocer los primeros resultados del escrutinio, el mandatario venezolano ofreció una conferencia de prensa, allí reconoció la derrota de su partido y afirmó que se trata de un “triunfo de la democracia”; además definió la victoria de su oponente como "el triunfo de la guerra económica, de la estrategia para vulnerar la confianza colectiva". #Gobierno