La #Navidad suele ser la época del año donde las familias se reúnen para festejar. Sin embargo, en un país pequeño llamado Brunei, quien festeje la dicha festividad tendrá 5 años de cárcel como castigo.

El estado soberano de Brunei, se encuentra al sudoeste asiático y es un país  pequeño y abundante en petróleo. Para ellos, la Navidad es algo prohibido. Sospechan que su fe podría verse influenciada y diluida por el cristianismo. Para los católicos, que son la menor parte de la población, tienen permitido celebrar en secreto, y solamente con reuniones familiares y con previo aviso ante las autoridades. Para los musulmanes que celebren una fe diferente al Islam recibirán el castigo en la cárcel.

Anuncios
Anuncios

El proclamado Sultan Hassanal Bolkiah decretó que las personas que sean halladas festejando Navidad de forma ilegal, recibirían una pena en la cárcel. Desde enviar postales con alusión a Jesús o al cristianismo, hasta personas que simplemente lleven un gorro navideño o alguna alusión a Santa Claus, conocido en Latinoamérica como Papá Noel. Incluso se prohibió cantar villancicos en público. Las autoridades recorrerán los comercios y lugares públicos para corroborar que se cumplan con estas restricciones.

Según afirman las autoridades de Brunei, el Ministerio de Asuntos Religiosos afirmó que esta medida es para “preservar la integridad de la fe musulmán” y evitar que se desintegre la religión del islam entre festejos católicos que nada tienen que ver con ellos, porque es otra religión. No es un dato menor que el Sultan Hassanal Bolkiah es una de las personas más ricas de todo el mundo.

Anuncios

Tiene 69 años y un palacio capaz de albergar más de 1500 personas y ostenta colecciones de autos de lujo e incluso replicas de armas hechas completamente de oro.

La religión musulmán siempre fue señalada por su extremo apego y proteccionismo pero esta nueva medida de Hassanal provoco la sorpresa en todo el mundo y la noticia se volvió viral en medios de todo el mundo por restringir el festejo a la Navidad.