En principio, el anuncio de Coca Cola lanzado recientemente en México, no dista de los tradicionales, en los que predominan valores como el amor y los sentimientos de alegría y unión, a los que la marca de gaseosas tiene acostumbrado al consumidor. En el spot se puede ver a un grupo de jóvenes con rostros sonrientes, ayudando al prójimo y contagiando amor; destacando el idílico placer de compartir una Coca Cola, más allá de cualquier diferencia.

Sin embargo, la publicidad no pasó desapercibida en México y la campaña de navidad, denominada #Abretucorazón no tardó en recibir las críticas de numerosos sectores, en particular de aquellos organismos abocados a los Derechos Humanos y a la alimentación, como el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria y la Alianza por la #Salud Alimentaria, que calificaron la publicidad como un “ataque” contra las comunidades indígenas.

Anuncios
Anuncios

En la misma línea, según Univisión, desde ambas instituciones señalaron que la bebida en cuestión presenta componentes poco beneficiosos para la salud, sobre todo si se considera que México presenta uno de los indicadores más elevados de obesidad y diabetes a causa del consumo de gaseosas azucaradas.

La acusación principal que recibió la campaña ‘Abre tu corazón’ en dicho país, fue que dejó un mensaje de empatía poco creíble y “filantropía falsa”, así lo han advertido múltiples organizaciones que centraron la atención en el hecho de que un grupo de jóvenes de color de piel blanca y con look ‘cool’ acudían en una camioneta a una comunidad lejana, donde habita el pueblo Mixe, en la región montañosa de Oaxaca, llevando como donación botellas de la gaseosa y un árbol de navidad.

A los efectos, las organizaciones que repudian el anuncio, han solicitado al Consejo Nacional Para Prevenir la #Discriminación (CONAPRED) que quitara la publicidad de los medios de comunicación cuanto antes.

Anuncios

Quizá lo que más molestó a las entidades de defensa de los Derechos humanos, es que en un fragmento del comercial se lee que “el 81.6% de los indígenas mexicanos se sienten rechazados por hablar un idioma diferente del español”, sin hacer referencia a la fuente de la que extrajeron ese dato.

Por su parte, según la firma Coca Cola, el mensaje sobre el que se fundamentó la campaña es el de “romper prejuicios y compartir”. No obstante, a juzgar por las repercusiones lo que han logrado es el efecto contrario, a punto tal que la publicidad ha sido eliminada de YouTube, donde se había hecho el lanzamiento. #Globalización