El presidente de Estados Unidos aprobará el primer monumento nacional a la comunidad gay de aquel país. El mismo estará ubicado en el barrio Greenwich Village, en la ciudad de Nueva York. El reconocimiento se debe a la reivindicación de los aportes culturales que hicieron los homosexuales la sociedad norteamericana. También se quiere recordar su lucha por las conquista de derechos que realizó esa comunidad, a lo largo de la historia de esa nación. El gesto de Obama refleja la excelente relación que tiene con ese segmento de la sociedad.

Greenwich Village es una localidad que es cuna del movimiento de la liberación homosexual en Estados Unidos, desde el 28 de junio de 1969, cuando se inició una protesta luego de que la policía realizara una redada en un bar homosexual.

Anuncios
Anuncios

La manifestación duró varios días y desde ese momento ese barrio se convirtió en el punto de la reivindicación gay por excelencia. Obama convertirá a una parte de Greenwich Village en Parque Nacional, en el  mes de junio, que se celebra el orgullo gay. La fecha coincidirá con la conmemoración del primer año de la legalización del matrimonio homosexual en todo el país.

La comunidad gay norteamerican considera a Barack Obama como 'su héroe', no sólo porque legalizó el matrimonio gay en todo el territorio estadounidense, sino porque el presidente tiene una apertura mental genuina y verdadera respecto del derechos de los homosexuales. Obama siempre manifestó que le parecía injusto que las personas gay no alcanzaran todo su desarrollo personal, simplemente por tener una orientación sexual diferente de la mayoría, es por eso que él quiso hacer algo para cambiarlo.

Anuncios

El mandatario norteamericano declaró en una revista, que un profesor universitario homosexual fue una gran inspiración en su vida, ya que admiraba mucho su carrera exitosa y lo bien que manejaba su orientación sexual en aquella época (década del 70), sin jamás ocultarse. Eso lo llevó a hacer algo por la comunidad gay, y no quedarse sólo con la intención. #Filosofía #EEUU #Discriminación