La antigua ciudad siria de Palmira, que en los últimos tiempos ha sido sometida por el autodenominado Estádo Islámico (EI), fue homenajeada este jueves por la orquesta sinfónica del teatro Mariinski de San Petersburgo.

Los muros del anfiteatro de Palmira cobraron vida, con un evento musical que duró alrededor de una hora y contó con la presencia de 400 personas; entre ellos, representantes religiosos, militares rusos, miembros de prensa y ciudadanos sirios, que se congregaron allí para disfrutar los clásicos de Bach, Shchedrin y Prokofiev.

La organización del espectáculo estuvo a cargo de las autoridades rusas, que han tenido un rol importante en la recuperación de Palmira, con la conquista de la ciudad por parte del gobierno el pasado 27 de marzo,  tras un año de la invasión de ISIS – en mayo de 2015-, cuando las bases militares del ejército sirio se vieron obligadas a abandonar la región.

Anuncios
Anuncios

En este sentido, Vladimir Putin, presidente de Rusia, a través de una videoconferencia con la ciudad siria; explicó, que la función musical tuvo como fin homenajear a “todos aquellos que luchan contra el terrorismo arriesgando su vida (…) y a las víctimas del terrorismo”. Además, el mandatario calificó al terrorismo internacional, como un “terrible mal” que afecta a las civilizaciones modernas y, desde su perspectiva, este homenaje constituye una forma de renovar la esperanza en la comunidad siria.

Sin embargo, la presentación de la orquesta sinfónica de San Petersburgo, según Clarín, despertó opiniones encontradas; como es el caso del canciller británico, Philip Hammond, quien advirtió mediante un comunicado de prensa, que la ceremonia fue “un intento de mal gusto” para desviar la atención de los verdaderos padecimientos  que “millones de sirios”, continúan sufriendo para habitar la región.

Anuncios

En tanto, para Valery Gergiev, director de la orquesta del Teatro Mariinsky de Rusia, quien estuvo a cargo del acto artístico; en diálogo con la cadena de televisión pública rusa, VGTRK, sostuvo que el objetivo fue solidarizarse con “los hermanos y hermanas” sirios. La orquesta suspendió un concierto que tenía programado para el jueves a la noche en Rusia, para presentarse en Siria.

Cabe destacar, que Rusia contribuyó con la victoria en la ciudad siria de Palmira, frente a los embates y la invasión terrorista de Daesh; en una alianza con el régimen del presidente de Siria, Bashar Al Asad.  La ofensiva imparable del ejército sirio, el 27 de marzo, logró expulsar a los extremistas de ISIS que habían sometido a la población civil siria durante casi un año. A fines de abril, las milicias rusas comunicaron que quitaron por completo las minas que las células terroristas habían sembrado en Palmira. 

Vale decir, que la antigua ciudad de Palmira es considerada a nivel internacional como una joya del Medio Oriente; debido a su Patrimonio cultural y arqueológico, fue elegida como Patrimonio de la Humanidad en 1980.

Anuncios

El 20 de junio de 2013, la Unesco incluyó a Palmira y a todos los sitios sirios en la nómina de Patrimonio de la Humanidad en peligro, con el fin de alertar sobre los riesgos a los que están expuestas las obras históricas y arquitectónicas, así como la población civil, ante las acciones terroristas de Daesh. #Globalización #Estado islámico