Las fuertes declaraciones del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acerca de las mujeres que no desean tener  hijos, desataron la polémica en diversos sectores sociales. El mandatario, se refirió a las mujeres que postergan la maternidad para abocarse a la vida laboral; y señaló que aquellas que no desean tener hijos son “mitad personas”, están “incompletas” y “niegan su feminidad”.

Las valoraciones misóginas de Erdogan tuvieron lugar el domingo, en el marco de una conferencia de la Asociación de Mujeres y Democracia. Según el periódico de Turquía, Cumhurriyet, citado por Clarín, el premier también hizo alusión a las actividades que una mujer no debería abandonar desde su perspectiva, tras declarar que; rechazar la posibilidad de ser madre y negarse a realizar “las tareas del hogar”, supone para la mujer una pérdida de "la libertad”.

En la misma línea, Erdogan prosiguió emitiendo comentarios poco afortunados hacia el género femenino, ignorando los avances en materia de los Derechos de la Mujer; al decir, que “su pensamiento sincero” es que una mujer que “renuncia a la maternidad diciendo 'estoy trabajando' está en la práctica negando su feminidad (…) le falta algo y es mitad persona”, sentenció el político conservador.

Anuncios
Anuncios

El discurso no tardó en abrir el debate y causar críticas de múltiples ámbitos, desde organismos de #Derechos Humanos, hasta  artistas e incluso, expertos islámicos, han expresado descontento en torno a las afirmaciones de Erdogan. En efecto, un grupo de lucha contra la violencia de género y el asesinato de mujeres, convocó a llevar a cabo marchas en Ankara y Estambul, mediante el lema “La mujer es mujer, es mitad sólo en tu mente”.

A los efectos, Nazan Moroglu, abogado que se desempeña como coordinador de Estambul Mujer y de la Asociación de Establecimientos de la Mujer, pidió a Erdogan que lea la ‘Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW)’, la misma fue firmada en el año 1985 por Turquía.

También un grupo de expertos islámicos levantó su voz en contra de las aserciones de Erdogan, al decir que no esta bien que el presidente turco pida a las mujeres, que tengan al menos tres hijos, basando este argumento en ‘una recomendación del profeta Mahoma’; ya que no existe doctrina religiosa alguna que diga cuantos descendientes deben tener los musulmanes.

Anuncios

En el ambiente artístico, algunas figuras reconocidas como la escritora Inci Aral y la violinista, Suna Kan, profirieron críticas severas hacia el discurso de Erdogan. Asimismo, la periodista y presentadora de la cadena de noticias CNNTürk, Nevsin Mengu, fue contundente tras responderle a Erdogan, que el hecho de que ella “tenga o no hijos, no es de su incumbencia”.

Vale decir, que no es la primera vez que Erdogan emite este tipo de declaraciones en torno al género femenino, en oportunidades pasadas expresó que no es “natural” tratar a las mujeres y a los hombres del mismo modo, debido a la “naturaleza delicada” de la mujer y que las mujeres sirven para ser madres. #Globalización