David Cameron deja de ser el primer ministro de los británicos, por lo cual debe abandonar la residencia oficial donde vive, pero no puede llevarse a Larry, el lindo gatito que vivía con él y su familia. Lo que ocurre es que el felino pertenece al gobierno británico, por lo que el animal no es de Cameron. El trabajo que tiene Larry es la de exterminar las ratas que pudiera haber en la residencia oficial, ubicada en la célebre direcciónDowning Street 10

Larry es el gato más famoso de Gran Bretaña, hasta tiene una cuenta propia de Twitter con 65 mil seguidores. Todo lo que hace el felino es seguido por sus fanáticos que tienen fascinación por él.

Anuncios
Anuncios

También es muy común que hagan chiste con su presencia y sea protagonista de innumerables 'memes'. El caso de Larry es muy parecido al del gato Socks, el felino de Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos, que alcanzó gran fama en la década del 90.

Cameron es reemplazado por Theresa May, luego de que él renunciara por el triunfo del Brexit, donde los británicos eligieron salir de la Unión Europea. Como se sintió derrotado, creyó que la mejor decisión era tener un sucesor inmediato. Una mujer llega al gobierno de Gran Bretaña, creando una gran expectativa por su género y por las circunstancias que le toca enfrentar: un país dividido que eligió divorciarse de su continente. May tiene la dura misión de iniciar la transición de esa separación.

Ese proceso llevará al menos dos años, donde tiene que lidiar con Escocia, que quiere 'divorciarse' del Reino Unido porque sus habitantes sí querían permanecer en la Unión Europea. Quienes apoyaron al Brexit decían que al país no lo podían gobernar desde Bruselas y querían ser autónomos.

Anuncios

Los que estaban en contra de la salida británica argumentaban que el país se quedaba muy solo frente a los desafíos futuros como ser la inmigración, la desocupación y las relaciones internacionales.

Barack Obama no opinó nada sobre la decisión de los británicos, que es un asunto de ellos y que el gobierno estadounidense sólo puede acompañarlos. #Animales #Globalización