Un traslado masivo de ciudadanos venezolanos se produjo durante este fin de semana, alrededor de 100.000 personas cruzaron la frontera hacia Colombia, para adquirir alimentos y medicamentos, debido a la crisis inflacionaria y el desabastecimiento que asola al país.

La multitudinaria movilización tuvo lugar, tras la disposición de apertura de la región fronteriza este sábado, por 12 horas, ya que se encontraba cerrada desde agosto del 2015 por un decreto del presidente, Nicolás Maduro. Los venezolanos han solicitado que los pasos fronterizos continúen abiertos de modo permanente o que sean habilitados durante los fines de semana, para poder acudir libremente a buscar los productos que necesitan para vivir.

Anuncios
Anuncios

El traspaso de los miles de venezolanos hacia la ciudad colombiana de Cúcuta, a través de los puentes internacionales Francisco de Paula Santander y Simón Bolívar, les permitió comprar artículos de higiene personal, alimentos y medicinas que no es posible conseguir en su país. Sin embargo, el cruce del área fronteriza fue accidentado para algunos de los pobladores, quienes fueron atacados y asaltados por personas que se presentaron como “chavistas”.

La situación crítica por la que atraviesa Venezuela, se profundiza, con una inflación que, de acuerdo con el FMI, llega a los tres dígitos; restricciones a las inversiones e importaciones y la caída en los precios del petróleo. No obstante, según La Nación, las autoridades de #Gobierno venezolanas niegan la existencia de una ‘crisis humanitaria’ y argumentan que la disminución de productos es consecuencia de los contrabandistas y opositores al poder oficial.

Anuncios

En efecto, Maduro describió como un “show mediático” los videos e imágenes difundidos por los medios de comunicación, en los que se veían centenas de habitantes cruzar los puentes desesperadamente en búsqueda de comestibles.

En tanto, el gobierno de Colombia dispuso el reabastecimiento de alimentos y  productos de la canasta básica en la ciudad de Cúcuta, tras el aluvión de venezolanos que concurrieron entre el sábado y domingo a los negocios locales.

Cabe destacar, que Colombia también atraviesa por una situación conflictiva, a causa de una medida de paro del sector transportista de carga, que lleva 41 días y podría provocar el desabastecimiento en las localidades principales de la región; con lo cual el gobierno colombiano inició un programa de emergencia, que contará con medios de transporte alternativos por sendas fluviales y férreas.

Vale decir, que la modalidad de cruzar el puente fronterizo en medio de la crisis venezolana, fue una iniciativa de 500 mujeres que el 5 de julio pasado, atravesaron la frontera para adquirir productos básicos, incumpliendo con las restricciones impuestas por el régimen de Maduro.

Anuncios

Las mismas, son conocidas como las Damas de Blanco y hoy, abogan por la apertura definitiva de los pasos fronterizos, argumentando que se trata de una acción espontánea por parte de la comunidad, que sólo busca mitigar la desgracia del pueblo. #Globalización