#Argentina no tiene examen de ingreso a la universidad, lo que produce que tenga muchos alumnos en el nivel superior, pero muy pocos continúan la carrera y muchísimos menos se gradúan. La tendencia mundial es opuesta a la que sucede en nuestro país. América Latina, Asia, Estados Unidos y Europa tienen una evaluación previa para acceder a la #Educación terciaria y todas esas regiones tienen más graduados que nosotros. Acá se piensa que nadie entraría a la universidad si hubiera examen eliminatorio.

Brasil, nuestro vecino, en noviembre todos sus alumnos del nivel secundario rendirán el Examen Nacional de Educación Media (ENEM), para ver si están en condiciones de entrar a la universidad. Se evaluarán sus conocimientos en Lengua, Literatura, Matemática, Historia, Geografía, Idioma Extranjero, Filosofía, Redacción y Tecnología, entre otras asignaturas. Quienes obtengan las mejores notas tendrán becas de estudio y se les ofrecerá seguir la carrera docente, ellos, por supuesto, aceptarán o no.

Países de la región como Chile, Colombia, México y Cuba también tienen examen de ingreso. En China, se los evalúa a través del Gaokao, un examen de cultura general para quienes aspiren hacer una carrera universitaria. Debido a su complejidad es considerada la evaluación más difícil del mundo. Es una prueba tan ardua que algunos hacen trampa para poder superarla. Los países asiáticos son señalados como los de mejor nivel educativo, ya que sus alumnos obtienen las mejores notas en los exámenes internacionales.

En el caso de Estados Unidos, los jóvenes tienen que hacer una muy buena escuela secundaria, ellos le envían su historial estudiantil a las universidades en las que aspiran entrar y las autoridades aprueban o no la solicitud. La educación es paga y muy costosa, pero tiene una alta tasa de graduados. Argentina tiene la particularidad que los alumnos de universidades privadas tienen más graduados que las entidades públicas, tal vez porque los alumnos estatales no se comprometen con su elección. #Estudios